En las últimas horas, Chevrolet emitió un comunicado urgente alertando graves fallas en el sistema de airbag de los modelos Celta y Classic. Según lo que pudieron explicar, en caso de ocurrir una colisión y activarse el sistema antes mencionado, las bolsas de aire podrían desprender fragmentos metálicos ocasionando accidentes graves e incluso fatales.

En ese sentido, la marca estadounidense está solicitando que todos los usuarios de Chevrolet Celta de 2013 a 2016 y Classic de 2013 a 2017 que nunca hayan efectuado el cambio de airbag (fabricado por la empresa japonesa Takata), manejen únicamente para trasladarse a los talleres oficiales y hacer el cambio sin cargo. Además, les dan $10.000 a quienes deban reemplazar el dispositivo.

Chevrolet Classic. Modelos de 2013 a 2017 identificados por General Motors deben concurrir a un concesionario para reemplazar su airbag
Chevrolet Classic. Modelos de 2013 a 2017 identificados por General Motors deben concurrir a un concesionario para reemplazar su airbagGM – Chevrolet

Para obtener el reemplazo sin cargo y el bono, es necesario sacar un turno en la web oficial de la automotriz, seguir los pasos e ingresar el número de chasis (VIN) que se encuentra en la parte inferior del cristal delantero o en el DNRPA. Como referencia, los números de chasis que irán a recall son: DR100083 a HR123948 en el caso del Classic y DG224678 a GG101300 para el Celta.

Cuando ocurre una colisión lo suficientemente fuerte como para accionar este dispositivo, se acciona un inflador que, en el caso de estos modelos, está ubicado en el volante del vehículo. Ese inflador logra que las bolsas salgan llenas de aire y el conductor y acompañante golpee contra ellas y no contra las superficies duras del auto en cuestión.

El desperfecto técnico puede provocar accidentes fatales
El desperfecto técnico puede provocar accidentes fatalesChevrolet

La falla detectada se centra en ese inflador. Según pudieron constatar desde la automotriz, “puede ocurrir la rotura del inflador provocando la dispersión de fragmentos metálicos de su carcaza”. Esto puede provocar que pequeñas partículas de metal salgan disparadas al habitáculo y ocasionen no solo daños materiales en el interior del vehículo sino graves lesiones para quienes viajen en él. Explican, además, que puede provocar accidentes fatales en algunos casos.

Los recalls por fallas de piezas suelen ser frecuentes en la industria automotriz. En este caso, los airbags defectuosos y no reemplazados provistos por el fabricante japonés Takata ya provocaron muertes en Estados Unidos y otros países de América en la última década. Varias automotrices (como por ejemplo Honda) debieron realizar grandes recalls para reparar las unidades.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here