China denunció el martes que varios manifestantes habían «entrado ilegalmente» en su consulado en la ciudad británica de Manchester, un día después de que la difusión de un video de un activista prodemocracia siendo atacado dentro de la delegacación diplomática provocara críticas en Reino Unido.

La manifestación, notificada previamente a la policía, se celebró el domingo, coincidiendo con la apertura del 20º congreso del Partido Comunista de China en Pekín, que debe otorgar al presidente Xi Jinping un tercer mandato.

La policía británica dijo que un grupo de hombres salió del consulado durante una protesta pacífica y agarró a uno de los manifestantes para introducirlo dentro de las instalaciones del consulado y golpearlo.

Sin embargo, la cancillería china dio otra versión y culpó del incidente a los manifestantes.

«Los alborotadores entraron ilegalmente en el consulado general chino en Mánchester, y pusieron en peligro la seguridad de las instalaciones», aseguró el portavoz del ministerio de Exteriores chino, Wang Wenbin, durante una sesión informativa ordinaria.

El portavoz también urgió a Reino Unido a «cumplir con seriedad con sus deberes y tomar medidas efectivas para mejorar la protección de los locales y el personal de la embajada y los consulados chinos».

La policía británica está investigando lo ocurrido a raíz de la difusión del vídeo de la agresión, en el que aparece un grupo de hombres golpeando a otro tendido en el suelo tras la verja del consulado.

Anteriormente, según las imágenes, que se hicieron virales en redes sociales, el grupo de hombres había destrozado las pancartas de los manifestantes.

El activista, identificado como Bob y originario de Hong Kong, dijo a la BBC que fue golpeado por hombres que salieron de la legación china.

«Me metieron dentro, me golpearon», aseguró.

lxc-oho/je/lb/aoc/avl/an

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here