Los científicos que detectaron una fuga masiva de metano en una plataforma marítima operada por Petróleos Mexicanos (Pemex) afirmaron el martes que “de ninguna manera” se habían equivocado, refutando rotundamente las afirmaciones de la petrolera estatal de que las emisiones eran más pequeños y menos contaminantes.

Pemex, que está bajo una creciente presión internacional por su historial ambiental, emitió la semana pasada un comunicado en el que calificó de incorrecto el estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology Letters, argumentando que había confundido nitrógeno, también un gas incoloro e inodoro, con metano en sus cálculos.

En una respuesta enviada a la agencia Reuters, los científicos ridiculizaron la posición de Pemex diciendo que los sensores que usaron para detectar la fuga de metano en el campo petrolero Ku-Maloob-Zaap en el Golfo de México ni siquiera pueden detectar nitrógeno.

“No hay forma de confundir uno con el otro”, dijeron dos de los autores, Itziar Irakulis-Loitxate y Luis Guanter, ambos de la Universidad Politécnica de Valencia en España. “Las emisiones sorprendentes que informamos fueron 100% metano, simple y llanamente”.

La investigación, que fue republicada por la Agencia Espacial Europea , encontró que se emitieron 40 mil toneladas de metano en diciembre.

Es parte de un estudio más amplio financiado por la agencia que tiene como objetivo detectar y cuantificar las emisiones humanas desde el espacio utilizando datos satelitales.

El metano, el principal componente del gas natural, se considera un impulsor mucho más potente del calentamiento global a corto plazo que el dióxido de carbono porque atrapa más calor en la atmósfera.

Pemex no respondió a una solicitud de comentarios de Reuters.

Irakulis-Loitxate y Guanter dijeron que los métodos satelitales detrás de su estudio estaban sacando a la luz emisiones que antes no se habrían informado.

“El metano es un gran desafío en toda la industria. Idealmente, los operadores aceptarían esta nueva información”, dijeron.

Frenar las emisiones de metano se considera una parte vital de los intentos globales para limitar el calentamiento global.

El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió reducir drásticamente las emisiones de metano y enfrenta una creciente presión internacional para hacerlo. En junio, el Enviado Presidencial Especial de Estados Unidos para el Clima, John Kerry, planteó el tema durante una visita a México.

Irakulis-Loitxate y Guanter dijeron que sus observaciones satelitales también mostraron que la bengala en la plataforma Zaap-C, utilizada para quemar el exceso de gas natural y minimizar el impacto dañino del metano, estuvo apagada durante 17 días en diciembre.

“Este es un asunto de simple confirmación visual”, dijo el comunicado. “Los datos de otros dos satélites confirman que la bengala apagada estaba emitiendo grandes volúmenes de metano durante ese mismo período”.

Pemex había dicho que la bengala estuvo apagada por unas pocas horas.

A principios de este mes, los científicos compartieron nuevos datos con Reuters que mostraban que hubo otra fuga de magnitud similar desde el mismo lugar durante seis días en agosto. (Rts)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here