El clima de marcada indiferencia a cualquier propuesta política que caracterizó a la concentración para saludar al campeón mundial de fútbol encontró la mejor justificación a esa reacción en el comportamiento del oficialismo. Su capacidad de acción en el gobierno aparece limitada por la impugnación que practican entre sí las facciones del Frente de Todos que se disputan las candidaturas a presidente y gobernador en la provincia de Buenos Aires. Un proceso al que no escaparían sectores de la oposición.

Claudio “Chiqui” Tapia fue quien más hizo para que la Selección quedase involucrada en una situación de la que, en apariencias, quería preservarla: la puja por una foto que tuvo lugar entre funcionarios del gobierno. Algo que condicionó al operativo de seguridad convenido entre el gobierno nacional, el bonaerense y el de la ciudad. El presidente de la AFA agradeció a Sergio Berni por encabezar lo que no garantizó. El traslado seguro de los jugadores desde la provincia a la ciudad de Buenos Aires.

La caravana demoró más de tres horas en recorrer 12 kilómetros y se suspendió luego que dos hinchas saltaron sobre el micro que los transportaba desde un puente en la avenida General Paz en Villa Madero, partido de La Matanza. Alejandro Granados habría sido vital para que se active la solidaridad de Tapia con Berni, acosado por los intendentes del conurbano pero también por violentos casos de inseguridad sin resolver. Granados preside Tristán Suárez. Uno de los clubes del ascenso que respalda a Tapia en la presidencia de la AFA, en cuyo predio de Ezeiza entrena la selección.

Granados es suplantado como intendente interino por su hijo Gastón. Compañero de andanzas en el mundial 2018 en Rusia de Cristian Ritondo, que anteayer criticó con dureza a Aníbal Fernández por el operativo, pero no mencionó a Berni. Su colaborador Carlos “Charly” Montaña mantiene una estrecha relación con Ritondo por Independiente. El jefe de los diputados del Pro y Néstor Grindetti fueron algunos de los respaldos de Fabián Doman para ganar las elecciones en el club.

La nueva comisión directiva “retuvo” a Montaña para hallar una salida a la laberíntica administración heredada de Hugo Moyano, quien suele quejarse de la nula colaboración prestada a su gestión por la AFA. Es decir, su exyerno. A quien ayudó a obtener su primer empleo como recolector de residuos en Morón, a través del sindicato de Camioneros. La misma cosa que Moyano.

En algunos círculos se alude con sorna a Granados, Ritondo y Berni por el éxito de la única política de Estado pactada por el oficialismo y la oposición: la continuidad de mandos en la cúpula de la policía bonaerense durante sus gestiones sucesivas al frente del Ministerio de Seguridad. Diego Santilli es percibido como una amenaza a ese programa. Sobre todo por la reforma introducida en la policía de la ciudad. Ritondo compite con Santilli por la candidatura a gobernador en Juntos.

Por eso el tuit anterior al de agradecimiento a Berni de Tapia es todavía más sugestivo. “No nos dejan llegar a saludar a toda la gente que estaba en el Obelisco. Los mismos organismos de Seguridad que nos escoltaban no nos permiten avanzar. Disculpas”. Escribió el titular de la AFA. En las especulaciones que rodearon a esa puja, la utilización del plural habría obedecido al intento de incluir a la Ciudad en un episodio en el que solo estuvo involucrada la policía federal que depende de Aníbal Fernández.

Marcelo D´Alessandro es el ministro de Seguridad porteño y el funcionario más importante del gobierno de la ciudad que responde a Diego Santilli. Cerca de él admitieron la versión de esa supuesta operación de desgaste. Pero frustrada por el fracaso de Berni en trasladar la caravana hasta el estadio de River, donde la policía metropolitana quedaría a cargo de la seguridad.

Esta especulación fue comentada en la visita que Mauricio Macri realizó el miércoles a La Matanza para respaldar la candidatura de Lalo Creus a intendente de Juntos, en momentos en que los sondeos de intención de voto a gobernador los lidera Axel Kicillof. Ritondo y los dirigentes que le responden en el distrito no fueron al acto. La aparente rebeldía pretendería respaldar la petición efectuada a Macri por María Eugenia Vidal.

Conseguir para su exjefe de Gabinete, Federico Salvai, el mismo estatus de otros colaboradores: Ritondo, Gustavo Ferrari y Edgardo Cenzón. Es decir, el indulto del expresidente. Esa tensión renueva el optimismo de convertir a Vidal en un candidato de unidad que impida a Jorge Macri suceder a Horacio Rodríguez Larreta. El jefe del gobierno porteño se resiste a que su ministro de Gobierno tenga ese lugar.

Es lo que demoraría la difusión del encuentro mantenido hace diez días por el primero del e presidente y Santilli en el despacho de Soledad Martínez, intendente interina de Vicente López. Santilli recorrió ayer Almirante Brown sin saber si verá la luz la fotografía de ese encuentro. Wado De Pedro ni siquiera llegó a esa instancia. Fue ignorado por los futbolistas que descendieron del avión en Ezeiza, junto al que permaneció inmutable.

Un desaire importante al lobby de Santiago Carreras, delegado de Máximo Kirchner en la AFA. Pero también en YPF, donde asoció su marca a Leonel Messi durante el mundial. Carrera es el responsable de la comunicación de esa empresa. La intervención del ministro del Interior fue clave para que su creatividad fuese enriquecida por la de “Sentidos”, la agencia de publicidad cuya cara visible es Andrés Vidart. Pero cuya propiedad, al menos intelectual, se le atribuye a Carlos Grosso: autoreivindicado gurú político de Macri en su gobierno.

De Pedro aspira a ser candidato a presidente y Fernández a su reelección. Las negociaciones con Tapia llevadas adelante por Aníbal Fernández y Carreras para que posen con la selección no prosperaron. Massa contribuyó con el anhelo de Fernández pero sin descuidar otras piezas que lo inquietan en su propio tablero. Pese a su respaldo, Pablo Ansaloni no pudo desplazar a José Voytenko del sindicato de peones rurales (Uatre), con una caja millonaria.

Daniel Scioli merodea en Tigre. Ayer lo recibió el intendente Julio Zamora. Antes visitó al de Hurlingham, Juan Zabaleta. ¿Un mensaje del Presidente? Scioli podría interferir con el deseo de Massa: suceder a Fernández. Un afán que ayer pudo tener otra zozobra. El jury constituido para investigar a Claudio Scapolán resolvió suspenderlo por 90 días e iniciar el proceso de su probable destitución. El fiscal de Tigre está acusado de liderar una asociación ilícita dedicada al narcotráfico. La decisión fue adoptada por la mayoría de sus diez miembros. Solo se opuso la senadora del Frente Renovador, Sofía Vannelli. El lunes pasado el oficialismo convocó de urgencia a una sesión extraordinaria para constituir la Comisión Bicameral de Juicio Político y anular todo lo actuado en ese caso. Una sugestiva coincidencia con el pedido que la secretaría de Enjuiciamiento Permanente de la Legislatura le había rechazado a Scapolán: desestimar todo lo actuado por el jury para que intervenga la comisión Bicameral.

Tapia increpó a D´Alessandro por el desvío de la caravana hacia el predio donde esperaban los helicópteros para trasladar a los jugadores. El funcionario le informó que era una escuela de la policía federal en Tapiales. En versiones confiables, el operativo de seguridad se pactó con el titular de la AFA. Uno de los responsables de la conurbanización del mundial de fútbol obtenido por la selección nacional.

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here