/COMUNICAE/

La mayoría de los pacientes que llevan a cabo el tratamiento de ortodoncia piensan, erróneamente, que la retirada de la ortodoncia es el último paso. Evitar la fase de la retención puede significar tirar a la basura años de tratamiento

Cada vez se observan más y más tratamientos que, tras la fase de la retirada de la ortodoncia, no se lleva a cabo una retención adecuada y que los resultados se echan a perder a causa de esto. Esto resulta un problema cuando, después de llevar a cabo un tratamiento que en ocasiones resulta costoso y que lleva algo de tiempo, se consiguen unos resultados estupendos que al tiempo se pierden. Clínica Ponce de León, una clínica especializada en tratamientos de ortodoncia y mucho más, explica la clave de unos resultados perfeccionados y, lo que es más importante, duraderos.

«Si el tratamiento se lleva a cabo de forma exitosa, no solo depende de nuestra profesionalidad, conocimientos o formación (aunque forma parte del 70% del éxito). Una parte fundamental la cumple también el paciente, que durante el tratamiento debe llevar a cabo una higiene y una limpieza bucodental muy cuidada. Por otra parte, nuestros pacientes deben encargarse también de llevar a cabo el post tratamiento de la ortodoncia, que consiste en la aplicación de la retención. Los sistemas de retención removibles se deben llevar siempre y en los horarios que nuestros profesionales recomiendan y esto forma una parte importante del tratamiento de ortodoncia. Aunque hay sistemas de retención que se aplican de forma fija y que no se pueden mover, estos también deben ser cuidados adecuadamente» explica Clínica Ponce de León.

Seguir un tratamiento de ortodoncia es un proceso con un cuidado similar a seguir una dieta. Después de conseguir los resultados deseados en el cuerpo del paciente, se debe seguir una fase de post tratamiento, un protocolo para mantener ese resultado, que poco a poco va disminuyendo hasta llevar una vida normal, sin necesidad de otros tratamientos. Es fundamental tener paciencia para que los resultados conseguidos con tanto esfuerzo y dedicación, tanto por parte de los profesionales como por parte del paciente, no se pierdan.

El objetivo principal de la retención es mantener la posición de los dientes que se ha conseguido durante la fase del tratamiento de ortodoncia. Pero no solo se consigue mantener la posición de los dientes que se ha conseguido durante el tratamiento de ortodoncia, mediante la retención también se consigue dejar en tiempo necesario para que los tejidos y ligamentos afectados durante el tratamiento se recuperen y alcancen el equilibrio. Aunque hay casos en los que la retención es algo simplemente temporal, en otros casos se debe utilizar de forma permanente.

Fuente Comunicae

Notas de prensa en RSS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here