PINAMAR (De un enviado especial).— En la tarde de ayer, dos hombres resultaron gravemente heridos mientras estaban en el mar. Uno de ellos se bañaba en las aguas de Pinamar, a la altura del balneario Cocodrilo, mientras que el otro se encontraba en Ostende.

El primero tiene 50 años y está fuera de peligro, mientras que el segundo accidentado tiene 71 años y se encuentra en la terapia intensiva del Hospital Doctor Pepe Olaechea. También hubo tres chicos que tuvieron que ser trasladados al hospital municipal con heridas leves.

Según Eduardo D’Agostino, secretario de Salud de Pinamar, el accidente en Ostende involucró a un señor de Santa Fe, de 71 años, que sufrió una lesión ósea a nivel de la columna cervical por una ola que lo golpeó contra el suelo del mar.

“Un hombre de 71 años en Ostende resultó herido porque una ola lo golpeó y está en grave estado. Mientras que hubo otro herido en Pinamar que ayer estuvo internado en el Hospital de Pinamar, pero que hoy fue trasladado a la Ciudad a una clínica de su obra social y está fuera de peligro. En ese caso estaba barrenando e impactó contra un banco de arena. En cuanto a los chicos que se lastimaron, todas fueron heridas leves”, D’Agostino.

Esteban Maggi, el jefe del operativo de seguridad en las playas de Pinamar, señala que es importante que la gente le pregunte a los guardavidas dónde es conveniente ingresar al mar, sobre todo teniendo en cuenta la edad de cada persona. Al herido en Ostende le tuvieron que hacer reanimación cardiopulmonar durante 40 minutos.

“En el caso de Ostende la lesión le generó un paro cardiorrespiratorio y los guardavidas le practicaron RCP durante 40 minutos. Luego llegaron los médicos que le aplicaron medicamentos que lo reanimaron”, describe Maggi.

Y agrega: “El oleaje no estaba descontrolado, pero sí tenía mucha fuerza. También sucedía que la gente barrenaba e impactaba contra un gran banco de arena que había en la zona de Pinamar. Tenemos un servicio de guardavidas con gente con mucha experiencia y necesitamos que los turistas les pregunten qué está permitido hacer y qué no. Nosotros, más allá de que esté la bandera roja, no tenemos poder de policía para decirle a la gente que no ingrese al mar. Hoy el mar está distinto porque el oleaje hace que la gente se traslade de manera paralela a la costa cuando ingresa al mar”, detalla Maggi.

“Lo importante no es la altura de las olas, sino que tienen una fuerza imponente. En la zona de Pinamar Norte hubo personas que presentaron luxaciones. Eso sucede porque barrenan la ola con tablas, se traban y caen mal, caen de punta”, describe Francisco Pérez, que trabaja como guardavidas en Pinamar y hoy le tocó estar en su casilla vigilando a los bañistas.

Pérez agregó como antecedente la muerte del exjugador de Los Pumas Bernardo Miguens, de 58 años, que estaba barrenando en Pinamar. “En 2017 le sucedió lo mismo a un exPuma. Nosotros recomendamos que un día como hoy, de bandera roja, la gente mayor tenga cuidado y no se meta a barrenar. Lo recomendable es que se mantengan a cinco metros de la rompiente para poder pasar la ola por abajo”, señala Pérez.

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here