Este miércoles, las autoridades de China confinaron a unas 600 mil personas en los alrededores de la mayor fábrica del mundo de iPhone, la Zona Económica del Aeropuerto de Zhengzhou (centro), después de que decenas de trabajadores huyeron por un brote de Covid-19 en la planta y el temor a las restricciones.

Dicha zona económica, donde está ubicada la fábrica taiwanesa Foxconn, inició el miércoles siete días de confinamiento, según un comunicado oficial de las autoridades de aquel país.

Medios locales en China reportan desde finales de octubre que la fábrica ha estado bajo confinamiento desde mediados de octubre, tras detectarse un brote de coronavirus en sus instalaciones.

Las autoridades dijeron que los habitantes de la zona económica, excepto voluntarios de prevención del Covid y los trabajadores esenciales, “no deben abandonar su domicilio” salvo razones imperativas, como efectuarse test de Covid y tratamiento médico de emergencia, dijeron las autoridades el miércoles.

Dentro de las restricciones solo se permitirá transitar a los vehículos médicos o aquellos que transporten bienes esenciales. Las autoridades advirtieron que serían “intransigentes con cualquier tipo de violación” de la contención.

A través de un comunicado, la Fundación Estado de Derecho, de China, recuperó una entrevista realizada el pasado 26 de octubre, a un empleado de la planta en Zhengzhou de Foxconn, donde cuenta: “Una gran cantidad de trabajadores fueron llevados a una cuarentena de aislamiento y que muchas personas estaban infectadas en el área de aislamiento; algunos de los trabajadores pasaron hambre, saquearon suministros de supermercados y se enfrentaron con Dabai (guardias de bata blanca)”.

“Todos estaban desesperados porque no había alimentos ni suministros. Fue principalmente la gestión de suministros, algunos de los cuales estaban desesperados, antes de la destrucción. Nadie está a cargo de los suministros. Los supermercados no pueden abrir porque los trabajadores en cuarentena no pueden esperar a que se distribuyan los suministros”, dijo un testigo.

En redes sociales, han circulado varios videos de las últimas horas donde se ve a trabajadores de dicha fábrica huyendo del confinamiento en Zhengzhou.

China es la última gran economía del mundo que mantiene una estrategia de Covid Cero, consistente en eliminar la circulación del virus a través confinamientos, test masivos y largas cuarentenas.

Sin embargo, las nuevas variantes más contagiosas del coronavirus pusieron a prueba la capacidad de las autoridades de contener los brotes y han hecho que gran parte del país viva bajo restricciones que cambian constantemente.

El miércoles, China reportó más de 2.000 nuevos contagios por tercer día consecutivo, lo que motivó nuevas restricciones.

Por su parte, Shanghai Disney, para cumplir con los requisitos de prevención y control de pandemias notificó también, desde el pasado 31 de octubre que sus parques Shanghai Disney Resort, incluidos Shanghai Disneyland, Disneytown y Wishing Star Park, permanecerán cerrados.

“Notificaremos a los huéspedes tan pronto como tengamos una fecha confirmada para reanudar las operaciones. Pedimos disculpas por las molestias y proporcionaremos reembolsos o cambios a todos los huéspedes afectados durante este período”, informó en sus sitios oficiales a través de un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here