Oriunda de México, Mónica Rodríguez actualmente vive en San Antonio, Texas, donde trabaja en la limpieza de casas, primero lo hizo como empleada y ahora como responsable de su propia compañía de servicio, con la cual tiene la oportunidad de emplear a otras personas.

Su empeño y esfuerzo han rendido sus frutos, aunque ella siempre deja en claro que no todo es color de rosa en el famoso “sueño americano”. En ocasiones, por caso, tanto ella como sus ayudantes sufren graves accidentes y de hecho contó los detalles de uno en particular.

Moni, como suele presentarse, explicó en su cuenta de TikTok (@moniruiz78) el terrible percance que vivió una de sus ayudantes, quien apenas tenía tres semanas en el trabajo.

La mujer limpiaba un baño cuya tina estaba cubierta con puertas de cristal: al momento de limpiarla, el vidrio se rompió en miles de pedazos y le cayeron a la mujer encima. La trabajadora cayó en un estado de crisis y de miedo, no solo porque el material podía lastimarla, sino también porque eran sus primeras semanas de empleo y había roto algo que no era suyo.

Se le quebró un vidro mientras limpiaba casas en Estados Unidos

Justo aquí es cuando entró la reflexión de la tiktoker: “Casi le da un ataque de nervios. La abracé, le lavé los brazos y le dije que se sacudiera”. La mujer enfatizó en que tanto ella como sus ayudantes limpian varias casas al día, por lo que ya tienen la experiencia necesaria para asear cada rincón de las propiedades y saben qué tipo de materiales existen. Desde su consideración, el cristal que se rompió era de baja calidad, así que le dijo a su trabajadora que no había nada de que preocuparse.

Trató de ser comprensiva con la recién llegada y dio un mensaje muy importante: “No se culpen por lo que les pasa. No es lo mismo que tú hagas algo, que a que te pase algo”. Para Moni, todas las limpiadoras de casas atraviesan por este tipo de situaciones, pero ella cree que nunca hay que culparse por las cosas que se rompen sin querer: “Nosotras no quebramos un vidrio, un vidrio se quebró”.

Moni enfatizó que ella solo había contado esa experiencia para dejar huella y una enseñanza en las mujeres que limpian las viviendas de otros: “Yo quiero hacer entender a las que limpian casas que nunca digan ‘quebré esto’… no digas que lo quebraste, se quebró cuando lo estabas limpiando”. Y, puso un ejemplo para enfatizar su punto: “Cuando tiras una botella ahí sí fue tu culpa, pero si algo se rompió sin que tú hicieras nada, no lo quebraste”.

Así quedó el vidrio de la mujer que limpia casas en Estados Unidos
Así quedó el vidrio de la mujer que limpia casas en Estados Unidos@moniruiz78/TikTok

Después de que el clip de esta mujer se hiciera viral, las personas le agradecieron por la solidaridad que tuvo con su empleada, pero también lanzaron algunas teorías de por qué las puertas de cristal de la bañera pudieron haberse roto, dándole la razón de que la mujer que estuvo a punto de sufrir una crisis no fue la culpable.

1. Mala instalación

“Había un video donde alguien explicaba que esos vidrios en las bañeras se rompen fácil cuando les falta un tope y están mal instalados”, dijo un usuario.

2. El tamaño

“Soy arquitecta un vidrio de ese tamaño es poco utilizado por esos motivos”, teorizó una usuaria.

3. Daños previos

“Ya tenía una fisura y al tocarlo explotó”, mencionó otra persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here