15/09/2022 Act. a las 16:51 CEST

El jugador del Espanyol aseguró que el grupo está siempre por encima de las individualidades

El balear reconoció que el equipo tiene ahora «mejores sensaciones que puntos», pero evitó cualquier alarmismo

El centrocampista del Espanyol Sergi Darder afirmó este jueves que el vestuario sabía que era «muy difícil» que Raúl de Tomás «siguiera» en la entidad catalana, pero apuntó que a los jugadores que deseen continuar «se les debe abrir la puerta».

El futbolista, en rueda de prensa después del entrenamiento en la Ciudad Deportiva Dani Jarque, confesó que el grupo intentó «evitar el tema», «aislarse» y llevarlo «de la mejor forma posible». Finalmente, el delantero fue traspasado al Rayo Vallecano, provocando un polémico cruce de declaraciones.

El canterano, en cualquier caso, no escondió su opinión sobre lo ocurrido: «Hablo en general, pero a los jugadores que no quieren estar aquí se les debe abrir la puerta. El Espanyol es demasiado grande para depender de un jugador, está por encima de cualquier nombre, sea Raúl o Sergi (él mismo)».

Darder se mostró «orgulloso» de pertenecer a la institución blanquiazul. De hecho, el mallorquín recordó que por este motivo ha renovado recientemente. «Si yo estoy aquí es porque quiero estar. He renovado porque sí veo un gran entrenador y un gran proyecto de club. Me gusta todo lo que veo», desveló.

Preguntado por el comportamiento de Raúl de Tomás, el futbolista se limitó a apuntar que cada uno tiene su carácter: «Él tiene el suyo y yo tengo el mío. Nunca hay un vestuario perfecto y en el último año y medio, sin hablar de Raúl, ha habido descensos y mucha tensión. Es normal que tengamos nervios».

EL COLECTIVO POR ENCIMA DE LO INDIVIDUAL

De todos, Darder subrayó que el entrenador «prioriza» la unión del grupo y apuntó que «nadie se puede salir de este camino», en referencia a anteponer lo colectivo a lo individual. «Nunca ha habido problemas de gestión grupo, siempre ha sido un vestuario buenísimo», apostilló.

Por otra parte, el balear reconoció que el Espanyol tiene ahora «mejores sensaciones que puntos», pero evitó cualquier alarmismo: «Sabíamos que el inicio era difícil, pero nos hemos adaptado más rápido de lo esperado a lo quiere transmitir el míster». El jugador confesó que el equipo ha «regalado» demasiado.

En este sentido, y pese a subrayar que el equipo está «en la línea correcta» señaló a la seguridad defensiva (con diez goles encajados) como una de las causas claras de este arranque liguero. «No es una situación mala ni crítica, soy optimista con lo que veo cada día», insistió.

NOTICIAS RELACIONADAS

Darder, en el plano personal, explicó que se siente «preparadísimo» para lo que sea, también para ser capitán. Ante el partido contra la Real Sociedad, el jugador aseveró que el equipo tiene «ganas de domingo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here