El seleccionador nacional Sub-21, Luis de la Fuente, dejó claro este lunes que pretende seguir «dando continuidad al trabajo que se está haciendo» de cara a llevar al mejor equipo al Europeo de la categoría del año que viene y que los jugadores deben entender que para estar en el combinado nacional «deben rendir al nivel de la excelencia».

«Queremos seguir dando continuidad al trabajo que se está haciendo y que está siendo muy bueno. Los jugadores están dando un nivel alto y creciendo mucho, y hay que seguir progresando, mejorando y también ver algunos jugadores que han ido irrumpiendo con fuerza en estas últimas jornadas y se han ganado la oportunidad», señaló De la Fuente a los medios.

El riojano ve con satisfacción que tengan actualmente «una relación todavía más amplia para ir poco a poco cerrando ese círculo para junio», mes en el que disputarán la Eurocopa, y a la que se unen en esta convocatoria jugadores como Pablo Torre o Gabi Veiga, que «se lo están ganando» como el resto y tiene «presencia» en el primer equipo.

El de Haro cree que todos los jóvenes que aparecen les dan «muchas garantías y facilidades», pero que tampoco era «cuestión de cambiar radicalmente todo el equipo». «Queremos tener uno potente y poderoso no sólo para hacer pruebas, queremos consolidar una idea y un equipo. Hay que tener un equilibrio y los nuevos nos dan otra energía», subrayó.

Sobre el futbolista del Celta, el seleccionador resaltó que «dentro de esa polivalencia y riqueza» que posee, le ve jugando «en la zona de interior con llegada porque le tiene muy buena y también buen tiro». «En algunas circunstancias podría jugar también en banda», añadió.

De la Fuente aclaró igualmente que a Beñat Turrientes le considera «interior y también como ese ‘6’ más posicional y con facilidad para distribuir», mientras que la ausencia de Juan Miranda, «un jugador superconocido e identificado» con esta Sub-21, se debe «simplemente a que Alex (Balde) y Manu (Sánchez) se lo están ganando».

Además, da la casualidad de que en esta convocatoria no hay jugadores de LaLiga SmartBank de cara a «no ‘perjudicar’ a ningún equipo». «El amistoso ante Japón es importante, pero podríamos cubrirlo con otras posibilidades y no queríamos generar ningún inconveniente a ningún equipo de Segunda que se están jugando mucho. Varios podrían haber estado», admitió.

«Soy un claro convencido de que hay apostar por la gente joven y voy a aprovechar cualquier comparecencia pública que tenga para demandar esas oportunidades porque son de una calidad tremenda, solventes e identificados con sus clubes. Se merecen la oportunidad para mostrar el potencial que tienen dentro y celebro que estén apareciendo muchos jóvenes y de máximo nivel porque para nosotros abre mucho más un abanico donde la gran mayoría nivel para estar todos en una Sub-21 donde hay una exigencia tremenda», aseveró sobre el protagonismo de los jóvenes en este primer tramo de temporada.

El amistoso con el que cerrarán la temporada será ante Japón, un rival al que conocen «muy bien» y del que destaca que «futbolísticamente ha mejorado mucho y tiene una metodología muy reconocible». «Han ganado en todos los aspectos y estamos obligados a exigirnos lo mejor como ante cualquier rival, pero más en este caso porque nos demandará la mejor versión y lo celebro porque quiero que los jugadores entiendan que para estar aquí hay que rendir al nivel de la excelencia», remarcó.

«españa va a hacer un gran papel en el mundial»

Por otro lado, De la Fuente, «optimista por naturaleza», espera que la Absoluta haga «un gran papel» en el Mundial de Catar, «aunque ganar es muy difícil». «Es una selección de garantías, con una gran relación de jugadores y con un selecciones y un cuerpo técnico que tiene mucha hambre y muchas ganas de hacer algo grande. Somos candidatos sin ninguna duda», opinó.

Finalmente, preguntado sobre si la actual Sub-21, mezclada con jugadores que están todavía en esa edad y que ya han dado el salto con Luis Enrique Martínez como Pedri, Gavi o Ansu Fati, rendiría en la Copa del Mundo, el riojano fue claro.

«Sería competitiva, pero en un Mundial las grandes selecciones son muy potentes y con mucha experiencia para saber soportar determinados momentos de tensión. A estos jugadores les queda camino por recorrer y sería un sueño muy bonito pensar que pueden quedar muy arriba, pero poder pelear por lo máximo no», sentenció.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here