La pistola Bersa calibre 32 que se secuestró el jueves en la vereda del edificio de Cristina Kirchner tiene el ADN de Fernando Andrés Sabag Montiel, el acusado de haber gatillado a centímetros de la cara de la vicepresidenta, según confirmó a LA NACION una fuente oficial que trabaja en la investigación.

El material genético fue hallado en el gatillo, la corredera y la empuñadura del arma, añadió el informante. La pistola apareció en la vereda de Juncal y Uruguay después de que Sabag Montiel fue atrapado y retenido por un grupo de militantes que se dieron cuenta del intento de disparo y que lo pusieron a disposición de la Policía Federal.

Sabag Montiel es brasileño, tiene 35 años y contaba con un antecedente por portación de armas no convencionales. Quedó detenido desde el jueves pasado en una alcaidía de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la PFA, en Figueroa Alcorta y Cavia. Permanece alojado allí y se negó a declarar cuando fue indagado por la jueza federal María Eugenia Capuchetti, que se presentó a tomarle declaración junto con el fiscal Carlos Rívolo.

En Cavia 3350 se encuentra detenido el atacante de Cristina Kirchner que será trasladado a los tribunales de Comodoro Py
En Cavia 3350 se encuentra detenido el atacante de Cristina Kirchner que será trasladado a los tribunales de Comodoro PyGustavo Amarelle / Télam

Sabag Montiel le habría robado el arma a un amigo. No figura como legítimo usuario de armas de fuego en los registros de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC, la exRenar). Así lo informaron a LA NACION fuentes que participan de la investigación. El dueño original de la pistola falleció en 2021, era vecino de Sabag Montiel cuando el atacante de la vicepresidenta vivía en Terrada al 2300, en Villa del Parque. Él sí era legítimo usuario.

El peritaje hecho por la División Balística de la Policía Federal Argentina (PFA) determinó que el arma secuestrada era apta para el disparo, pero que no tenía un proyectil en la recámara. Esa definición de “apta para el disparo” es un término usado en los expedientes judiciales, ya que si un peritaje comprueba que un arma no estaba en condiciones de generar un daño, los abogados defensores solicitan atenuar la calificación del hecho.

También fueron analizadas las balas secuestradas en el cargador y se determinó que estaban aptas para ser usadas, afirmaron las fuentes consultadas.

“En su base, la pistola tiene numeración parcial 250″, dijo un investigador. El número de serie completo se logró determinar tras el revenido químico hecho por especialistas de la PFA.

Además de Sabag Montiel, en la causa fue detenida su pareja, Brenda Uliarte, que al momento del hecho se encontraba a pocos metros del departamento de Cristina Kirchner.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here