La Casa Blanca ha advertido este miércoles a la nueva primera ministra británica, Liz Truss, de que cualquier intento para «deshacer» el Protocolo de Irlanda del Norte incluido en los acuerdos del Brexit supondría un obstáculo para que Estados Unidos y Reino Unido sellen un tratado de libre comercio.

La portavoz de la Presidencia norteamericana, Karine Jean-Pierre, ha admitido que, técnicamente, «no hay ninguna relación» entre ambos conceptos, pero ha instado al nuevo Gobierno británico a no seguir la senda que emprendió en su día Boris Johnson.

«Los esfuerzos para deshacer el Protocolo de Irlanda del Norte no crearían un ambiente favorable y básicamente este es el punto en que estamos con el diálogo», ha afirmado Jean-Pierre ante los medios, según la agencia de noticias Bloomberg.

Ya el martes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, subrayó en su primera conversación telefónica con Truss «la importancia de llegar a un acuerdo negociado con la Unión Europea», después de que Londres presentase en junio la ley que anularía unilateralmente el protocolo norirlandés.

La nueva inquilina de Downing Street ha defendido este miércoles ante la Cámara de los Comunes que quiere una «solución negociada» a las actuales disputas, que dejan en el aire una serie de compromisos que mantienen a Irlanda del Norte dentro del mercado común europeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here