El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, ha presionado este martes a su homólogo chino, Wei Fenghe, a evitar «acciones desestabilizadoras» hacia Taiwán, en el que ha sido la primera reunión bilateral desde la visita de la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a la isla en agosto.

«El secretario ha reiterado que sigue comprometido con la política de ‘Una China’ (…), ha reafirmado la importancia de la paz y la estabilidad a través del Estrecho (…), ha subrayado su oposición a los cambios unilaterales en el ‘status quo'», ha informado el secretario de prensa del Pentágono, Pat Ryder, en un comunicado.

«Ha pedido a la República Popular de China –nombre oficial del país– que se abstenga de realizar más acciones desestabilizadoras hacia Taiwán», ha remachado Ryder, tras un encuentro bilateral en Camboya , al margen de una reunión de ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.

Austin y Wei han discutido las relaciones de Defensa entre Washington y Pekín, además de los problemas de seguridad regional y global. En este sentido, el representante estadounidense ha enfatizado «la necesidad de administrar responsablemente la competencia y mantener abiertas las líneas de comunicación».

Así, Austin ha remarcado la importancia de la reducción del riesgo estratégico o la mejora de las comunicaciones de crisis. Sin embargo, ha reafirmado la política del país, al asegurar que EEUU «continuará volando, navegando y operando donde lo permita el Derecho Internacional».

La última vez que Wei y Austin hablaron fue en junio en Singapur, cuando la mayor parte de la conversación se centró en Taiwán, el tema más espinoso entre ambas partes. Las repetidas declaraciones del presidente Biden de que EEUU defendería a Taiwán si fuera atacado han alarmado a los funcionarios chinos por un supuesto cambio de política estadounidense conocida como «ambigüedad estratégica», en la que Washington no decía cómo respondería.

Además, ambos políticos han comentado la invasión de Rusia en Ucrania y el lanzamiento de misiles balísticos por parte de Corea del Norte.

Tanto Austin como Wei se han posicionado en contra del uso de armas nucleares, así como de las amenazas al respecto. Mientras que el jefe del Pentágono ha instado a Pekín a que presione a su país vecino para que «cumpla plenamente con las resoluciones existentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas».

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here