La farmacéutica sale este lunes del índice tras no cumplir las expectativas y deja paso a Logista, una compañía muy tradicional que se ha reinventado para competir en los tiempos de Amazon

 PharmaMar y Logista son los dos valores que protagonizan este lunes uno de los últimos movimientos en el selectivo español en esta recta final de año. La farmacéutica deja este lunes el índice, aunque seguirá cotizando en el mercado continuo mientras que la compañía especializada en trasporte y logística da el salto a la ‘primera división’ de las cotizadas. Este último baile convertirá temporalmente a la Bolsa de Madrid en el Ibex 34, puesto que todavía no hay sustituto para Siemens Gamesa, que sale del parqué esta semana tras la OPA lanzada por su matriz Siemens Energy para unificar ambos negocios en un solo valor.

La alegría de Logista es la cara amarga para PharmaMar. La farmacéutica se ha mantenido algo más de dos años junto a las compañías cotizadas más valiosas de España tras entrar en el selectivo en septiembre de 2020 en sustitución del grupo papelero Ence. «Era la crónica de una muerte anunciada», asegura Darío García tirando de un símil literario. En las últimas revisiones del Comité Asesor Técnico, el administrador del índice, sobre la farmacéutica planeaba la amenaza de la exclusión del Ibex 35. «Pero en este final de año ya era claro que PharmaMar era la que más papeletas tenía para dejar el selectivo», señala García.

La compañía tiene actualmente una capitalización bursátil de 1.200 millones de euros, por lo que no cumple con uno de los principales requisitos técnicos, que es superar el 0,30 de la capitalización bursátil media del índice. Su acción ronda los 65 euros de valor

Los argumentos de la propia farmacéutica no han convencido a los inversores y los han alejado de poner su dinero en esta empresa”, señala García, que hace referencia al nuevo retraso de su fármaco Aplidín. Este medicamento prometía ser un tratamiento efectivo contra el covid-19 para las personas de avanzada edad, pero el ensayo del mismo se retrasará hasta finales de 2023. “La esperanza de que se apruebe para su uso y la facturación del mismo se retrasará más de lo que los inversores están dispuestos a esperar”, explica el analista de XTB.

A esta circunstancia se ha sumado que la incidencia de la pandemia ha caída de forma considerable como consecuencia de la vacunación. «La caída de los ingresos hospitalarios ha dejado a la compañía sin pacientes suficientes para realizar los ensayos», apunta Darío García.

La empresa, a petición de Activos, ha declinado hacer declaraciones al respecto de su situación y su sustitución en el Ibex 35. “Al ser una sociedad cotizada no comentamos las decisiones del Comité Técnico, ni precios, valores o tendencias. Aunque no estemos en el selectivo principal, PharmaMar seguirá en el mercado continuo”, apuntan fuentes de la farmacéutica.

Paradójicamente, PharmaMar enfila su salida del Ibex cuando ha sido el único de los tres valores farmacéuticos, junto a Rovi y Grifols, que ha conseguido esquivar las caídas en Bolsa. De hecho, las acciones de la empresa se han apuntado una subida de un en torno a un 20% en este año y cuando acaba de recibir 9,5 millones de euros del gigante Janssen debido a que ha cedido la licencia de su medicamento contra el cáncer, Yondelis, en Estados Unidos. Este fármaco está en funcionamiento en más de 70 países para el tratamiento de sarcoma de tejidos blandos y también en algunos de estos países para cáncer de ovario.

La empresa ha obtenido un beneficio de 48 millones hasta septiembre, un 16% menos respecto al mismo periodo del año anterior, pese al crecimiento de su cifra de negocio, impulsada por los derechos de sus productos destinados a la oncología. Las ventas de Yondelis ascendieron a 52,2 millones.

El final de la pandemia ha impulsado a la empresa ha centrarse en el negocio oncológico. Uno de sus últimos movimientos empresariales fue la venta de su filial de diagnósticos, Genómica, comunicada a la CNMV el pasado mes de septiembre. Este segmento solo fue rentable mientras durante los momentos álgidos de la pandemia del covid. También optó en 2018 por salir del sector químico tras la venta de Xylazel.

Negocio tradicional adaptado a los nuevos tiempos

Logista, con una capitalización bursátil de 3.132 millones de euros y un volumen de negocio de unos 153 millones de euros, es una compañía fundada en 1999 para el reparto de paquetería. “Tienen un negocio muy tradicional, pero han sabido adaptarse muy bien a los nuevos tiempos. Cuenta con muy buenas instalaciones en España. Amazon, el gigante de la distribución norteamericano, utiliza sus almacenes para el reparto de sus productos”, señala el analista de XTB Darío García.

Noticias relacionadas

Además, la empresa ha cumplido con uno los requisitos técnicos que se valoran a la hora de incorporar un nuevo valor, que consiste en superar el 0,30% de la capitalización media del Ibex 35. Otro de sus puntos fuertes, es que será la primera compañía de su ámbito que cotizar en el selectivo español. Sus títulos ahora tienen un valor de 23 euros por unidad y en el acumulado del año se ha revalorizado hasta un 43%. De cara al próximo ejercicio, Logista ha previsto un aumento del 14,5% de su dividendo semestral a 0,95 euros por acción para la primera parte del 2023. Los buenos augurios hacen pensar que su Ebit crecerá un 4,2% a través de su plan de diversificación de negocio.

Logista cotiza en Bolsa desde el año 2014, el año que volvió al mercado tras cinco ejercicios fuera de los parqués. La compañía cotizó entre los años 2000 y 2008 en Bolsa y cuando fue excluida tenía una valoración de unos 2.300 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here