El ministro de Economía de Bolivia, Marcelo Montenegro, ha resaltado que las previsiones económicas para el año 2023 son «muy buenas», ya que el país cuenta con uno de los niveles de inflación más bajos de la región y un crecimiento «importante y sostenido».

Durante la presentación del informe ‘Evaluación de la Economía Boliviana 2022’, elaborado por el Gobierno boliviano, Montenegro ha destacado que, a diferencia de otros países que se han visto obligados a lidiar con el incremento de los precios, en Bolivia se ha dado un ambiente de «estabilidad».

«En Bolivia, hemos controlado la inflación de forma exitosa, situándose por debajo del 4% durante todo el año, y el país es mencionado por los organismos internacionales por hacer frente a este problema, que está afectando gravemente a otras economías de la región», ha resaltado.

Asimismo, respecto al crecimiento, el Gobierno boliviano cree que la economía está «en fase de recuperación», con varios indicadores económicos próximos a los niveles de 2019. Este crecimiento se debe, entre otros, al buen desempeño de las exportaciones y de la demanda interna. Además, el dinamismo económico, según han apuntado desde el Ejecutivo, también se ha visto reflejado en el desempeño «positivo» del mercado laboral.

De cara al año 2023, organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevén un crecimiento para Bolivia del 2,9%, superior a la media de la región (del 1,3%). Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima un mayor avance, del 3,2%.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here