El Ministerio Público Federal brasileño ha anunciado la apertura de una investigación penal por los «actos violentos» en las manifestaciones que han derivado en la ocupación de las sedes del Congreso, el Tribunal Supremo Federal y el palacio presidencial en Brasilia por parte de simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro que exigen un golpe de Estado.

«El fiscal general de la República, Augusto Aras, supervisa y acompaña con preocupación los actos de vandalismo contra edificios públicos que han ocurrido en Brasilia este domingo», ha informado el MPF en un comunicado.

Aras «mantiene contacto permanente con las autoridades y ha adoptado las iniciativas que competen a esta institución para impedir la secuencia de actos de violencia», prosigue.

Así, menciona una petición a la Fiscalía de la República en el Distrito Federal para la «apertura inmediata de procedimiento de investigación criminal».

Además, Aras «manteiene contacto con el fiscal general de Justicia del Distrito Federal y de los Territorios, Georges Seigneur, «para que actúe en el control externo de la actividad policial en el Distrito Federal».

Simpatizantes de Bolsonaro han tomado este domingo al asalto las sedes del Congreso, del Tribunal Supremo Federal y del Palacio de Planalto, sede de la Presidencia brasileña. Las fuerzas de seguridad han logrado ya desalojar la sede del Supremo.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here