22/11/2022 a las 07:57 CET

Una de las enmiendas presentada por los socialistas al proyecto de ley de Belarra advierte de que se contemplan castigos que superan el tipo penal de lesiones

El proyecto de reforma del Código Penal en materia de maltrato animal, que se encuentra en trámite de enmiendas en el Congreso de los Diputados, no solo ha recibido críticas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por la falta de proporcionalidad de los castigos previstos. También el grupo parlamentario socialista advierte de que en algunos casos la propuesta del Ministerio de Ione Belarra por dañar a estos seres supera lo previsto en el tipo penal de lesiones.

Así se señala en la enmienda número 77 presentada al proyecto y publicada este lunes en el Boletín Oficial de las Cortes Generales, consultada por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, del grupo Prensa Ibérica. La diputada del PSOE Isaura Leal suscribe una propuesta de modificación del artículo 340 bis 4 del Código Penal planteado por el Ministerio de Servicios Sociales y Agenda 2030, que es el que prevé penas de multa de hasta tres meses y trabajos en beneficio de la comunidad entre 31 y 90 días en el caso de lesiones que no requieran tratamiento veterinario.

Según señala la justificación de la enmienda, la redacción actual del Proyecto de ley contempla una mayor pena que el tipo penal de lesiones, regulado en el artículo 147 del Código Penal. «Los bienes jurídicos a cuya protección sirve la intervención penal son distintos en ambos preceptos. La respuesta punitiva, en virtud del principio de proporcionalidad, debe ser acorde con la naturaleza de bien protegido«, añade.

 En este punto, los socialistas aluden a una reciente sentencia del Tribunal Supremo que trata este asunto con la actual legislación, y que concluye «no sería tolerable que unas mismas lesiones ocasionadas a un animal (ser sintiente) mereciesen una penalidad superior que las producidas a un hombre». Por ello, proponen que la multa a imponer sea de entre uno y dos meses, en vez de entre uno y tres.

En otra de las enmiendas planteadas, la número 76 del total que han presentado todos los grupos, el PSOE se refiere al punto 1 del mismo artículo, que es el previsto cuando la lesión que se causa sí requiera tratamiento veterinario. En este caso, en el que se contemplan penas de cárcel de entre 3 a 18 meses, el PSOE quiere que se aclare que la simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico, al igual que pasa con las lesiones que sufren las personas.

Advertencias del CGPJ

Este último es precisamente es uno de los artículos del proyecto de Ione Belarra más cuestionado por el borrador de informe que el órgano de gobierno de los jueces estudiará en su Pleno del próximo jueves. Su ponente, la vocal progresista Roser Bach, avisa de que si además concurre la circunstancia agravada de cometer el hecho para coaccionar, intimidar, acosar o producir menoscabo psíquico a quien sea o haya sido cónyuge o pareja, las penas se impondrán en su mitad superior.

La cuestión es que este castigo es superior en su grado máximo al que está actualmente está fijado para determinados delitos contra las personas como el leve de coacciones, el de amenazas leves, el de lesiones que no precisan tratamiento médico o quirúrgico o el de maltrato de obra en el ámbito de violencia sobre la mujer -penado contre 6 meses a un año de prisión-.

Desde Podemos, y de forma muy parecida a lo ocurrido con el tema de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, se echan balones fuera y se califica de «falso» que la nueva ley de protección animal castigue más duramente una patada a un animal que a una persona, pues en el primero de casos se podrá conmutar por trabajos en beneficio de la comunidad y si es a una persona, siempre habrá multa, advierten. Aluden a la referencia del CGPJ por violencia vicaria, una nueva forma de violencia machista que define la ley de protección animal en la que un maltratador hace daño al animal para agredir a la mujer. «Se hace daño al animal y también a la persona, por tanto, la pena es mayor», señalan fuentes del partido morado.

Por su parte, el PP y Vox han presentado enmiendas a la totalidad del texto impulsado por el ministerio de Belarra, pero por distintas razones. Desde el PP critican que el Ministerio de Justicia sea de nuevo relegado a la posición de ‘coproponente’, siendo el de Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 el que lidere la iniciativa. 

Nueva confrontación entre PSOE y Podemos

 «Se trata de un hecho insólito, pues el único objeto es la modificación del Código Penal, que es una de las normas fundamentales del ámbito del Derecho. Pero en realidad esta postergación del Ministerio de Justicia responde a la dinámica que ha regido el día a día del Gobierno desde el inicio de la legislatura, un Consejo de Ministros dividido entre las dos fuerzas políticas que forman la coalición, con dos cabezas visibles que confrontan continuamente sus políticas y proyectos de manera pública y notoria«. A juicio del PP, este contrapeso de protagonismos e intereses conduce a situaciones como la de este proyecto de ley, que llega al Congreso sin apenas documentación que le acompañe, a pesar de que pretende la modificación de un capítulo completo del Código Penal.

Los reproches al artículo 340 bis de los populares no pasan, sin embargo, por la desproporción de las penas, sino por el olvido de la ley a otros bienes jurídicos protegidos como son la salud pública o la biodiversidad. «No cabe olvidar que hay determinadas conductas que, pese a incidir de forma negativa en el bienestar animal de forma individual, combaten enfermedades transmisibles a los humanos y, por ello, preservan la salud pública, o incluso afectan al bienestar animal de forma positiva cuando se trata de otros grupos animales que pueden verse afectados desde el prisma de la biodiversidad», señalan en el texto que enmienda la totalidad de la ley.

 Vox sí ve falta de proporcionalidad

Para Vox, el defecto más grave de la ley pasa por el «espíritu emotivista y zoocéntrico que informa el articulado, y que va aparejado al propósito de continuar con la implantación de una agenda globalista». El grupo de los de Abascal si advierte ya en sus enmiendas que la propuesta penológica que lleva a cabo «adolece de una notoria incoherencia y de una grave falta de proporcionalidad», que achacan a la tramitación de urgencia «a la que se ha recurrido caprichosamente». 

Concretamente, advierten de que las penas que se proponen para el delito de maltrato de animales coinciden en buena parte con las previstas en el Código Penal para el delito de lesiones a humanos. «Otro dislate del Gobierno: pretender que sea penalmente más grave maltratar a un animal que a un ser humano —máxime si el ser humano es un no nacido…—», llegan a afirmar en su enmienda a la totalidad.

Critica igualmente Vox, al igual que hace el Consejo del Poder Judicial, que el proyecto prevea conductas que, con arreglo a la ley vigente son merecedoras de pena privativa de libertad y en adelante podrán saldarse con el pago de una multa, de este punto también advierten otros grupos, como ERC.

NOTICIAS RELACIONADAS

El resto de grupos, como Junts o Ciudadanos y también ERC, proponen cambios en la exposición de motivos y varios de los artículos dirigidos a agravar aún más las penas cuando se produzcan determinados supuestos, como que los actos de maltrato o muerte del animal se comentan los actos en presencia de menores, que incluyan un acto sexual, si se quema o destruye el cuerpo o se le suministra droga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here