La actividad del sector servicios de China volvió a contraerse en diciembre por cuarto mes consecutivo como consecuencia del impacto de los brotes de COVID-19 y las restricciones implementadas, según el índice de gestores de compra (PMI), elaborado por Caixin, aunque el ritmo de caída fue algo menos intenso que en meses anteriores.

En concreto, el PMI del sector servicios de China en diciembre repuntó a 48 puntos desde los 46,7 del mes anterior, aún por debajo del umbral de equilibrio de 50 puntos.

De su lado, el PMI manufacturero de China empeoró ligeramente en diciembre al caer a 49 puntos desde los 49,4 del mes anterior, acumulando así cinco meses consecutivos de contracción.

La menor producción a menudo estuvo relacionada con el impacto de las medidas de contención frente a la COVID-19 en las operaciones, incluidos los cierres comerciales temporales y la demanda de los clientes. Sin embargo, algunas empresas indicaron una mejora relativa en las condiciones en comparación con noviembre, indicaron los responsables de la encuesta.

«El optimismo mejoró significativamente. Los proveedores de servicios expresaron una gran confianza en una recuperación económica tras la relajación de las medidas de contención de COVID-19», destacó Wang Zhe, economista jefe de Caixin Insight Group.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here