Un fallo de software en el sistema de control de actitud del telescopio espacial James Webb, que controla el apuntamiento del observatorio, afectó a su actividad este mes.

El observatorio reanudó operaciones científicas el 20 de diciembre, después de que sus instrumentos entraran intermitentemente en modo seguro a partir del 7 de diciembre, debido a este fallo.

Durante un modo seguro, los sistemas no esenciales del observatorio se apagan automáticamente, colocándolo en un estado protegido hasta que se pueda solucionar el problema. «Este suceso provocó varias pausas en las operaciones científicas durante varios días», según informa el blog de la misión.

Durante ese tiempo, las actividades científicas siguieron su curso. El equipo del Webb «ajustó el sistema de control y la ciencia se ha reanudado por completo».

El observatorio y los instrumentos están en buen estado y no han corrido peligro alguno mientras el sistema de gestión de fallos de a bordo del Webb funcionaba según lo previsto para mantener a salvo el hardware. El equipo está trabajando para reprogramar las observaciones afectadas.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here