El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil ha anunciado la apertura de una investigación por presunta desinformación por parte de Carlos Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro y concejal municipal de Rio de Janeiro.

El inspector general Benedito Gonçalves ha determinado la investigación contra Bolsonaro por su participación en presunta difusión de ‘fake news’, informa G1.

Asimismo, el TSE incluye en la lista de personas a investigar a perfiles de simpatizantes de la familia de Bolsonaro, incluido el propio presidente, candidato a la reelección.

Gonçalves ha dado al concejal tres días para que presente información sobre el presunto uso de sus redes sociales con fines político-electorales.

Según el inspector, los sospechosos habrían difundido información errónea sobre el proceso electoral, de forma que la divulgación de dichos datos identificados habrían podido constituir delitos de abuso de poder político, poder económico y mal uso de los medios de comunicación.

En la decisión, Gonçalves ha afirmado que la evidencia de difusión masiva y desinformación tienen como objetivo al principal candidato a la presidencia, Luiz Inácio Lula da Silva, después de que este mismo hubiese afirmado que había un «ecosistema de desinformación».

«El material presentado por la campaña de Lula da densidad a hechos públicos y notorios relacionados con el trabajo en las redes de Carlos Bolsonaro y varios simpatizantes del actual presidente, evidencia una acción concertada para la difusión masiva y la desinformación, que tiene como blanco principal al candidato Lula da Silva», sostiene el TSE.

Además, el inspector ha ordenado a las plataformas digitales como YouTube que suspendan la transferencia de recursos a cuatro canales bolsonaristas por propagación de contenidos falsos contra el líder del Partido de los Trabajadores (PT) hasta que concluyan las elecciones, tras el 30 de octubre.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here