El nuevo ministro de Seguridad Nacional de Israel, Itamar Ben Gvir, líder del partido ultraderechista Otzma Yehudit, ha visitado este martes la Explanada de las Mezquitas.

Ben Gvir ha asegurado, a su llegada a la Explanada de las Mezquitas, que el Gobierno israelí «no cederá ante las amenazas de Hamas», según ha recogido el periódico ‘The Jerusalem Post’.

«Es el lugar más importante para el pueblo de Israel. Mantendremos la libertad de movimiento para musulmanes y cristianos, pero los judíos también subirán, y aquellos que hagan amenazas serán tratados con puño de hierro», ha declarado el ministro.

Esta visita se ha producido después de que su gabinete acordara posponer la visita, tras una solicitud del primer ministro israelí, Benjamin Netanhayu, la condena de la oposición y las advertencias del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y Yihad Islámica, considerados grupos terroristas por Israel.

El portavoz de Hamás, Abdelatif al Qanu, recalcó que este plan «refleja la arrogancia de un gobierno fascista de colonos y sus intenciones premeditadas de elevar las incursiones y los ataques contra la mezquita de Al Aqsa con la intención de dividirla». Mientras que el portavoz de Yihad Islámica, Tareq Selmi, describió a Ben Gvir como «ministro del Terrorismo y el Fascismo».

Asimismo, el ex primer ministro israelí Yair Lapid reclamó al ministro que no visitase el lugar sagrado, advirtiendo de que «es una provocación deliberada» que provocaría muertos.

La situación ha generado también preocupación a nivel internacional y el rey Abdalá II de Jordania llegó a reclamar la semana pasada al nuevo Gobierno israelí que no cruce las ‘líneas rojas’ de Amán en lo relativo a los lugares sagrados de Jerusalén.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here