07/09/2022 a las 06:30 CEST

El más asequible sobre el papel

Empieza el Barça la Liga de Campeones enfrentándose al Viktoria Plzen, teóricamente el rival más débil del grupo C al que imperiosamente debe ganar, pues siempre se ha dicho que en un grupo con tres conjuntos fuertes que luchen por la clasificación es vital obtener los 6 puntos frente a esa cenicienta del grupo.

Existen dos tendencias en el aficionado azulgrana: unos son los pesimistas, que piden clasificarse aunque sea como segundo de grupo, y otros son los que se decantan por competir con el teórico favorito del grupo, que no es otro que el Bayern. De ahí que las opiniones respecto al resultado que prefieren cada uno de estos sectores en el segundo partido del grupo, el Inter-Bayern Múnich (que se mirará de reojo) son bien diferentes. 

Personalmente, veo en el Barça a un equipo muy competitivo, que lógicamente mejorará con el paso del tiempo y los partidos, pero que ya está en condiciones de poder acabar como primero de grupo. Es por este motivo por el que me decanto por la victoria del Inter de Milán sobre el conjunto alemán.

El Viktoria Plzen es líder de la liga checa, un equipo que llega en buen momento pues no conoce la derrota en los 12 partidos que ha disputado hasta el momento entre la liga y el play off de la Champions, después de superar las tres rondas previas, la última ante el Qarabag, a pesar de ser inferior en los dos encuentros al conjunto de Azerbaiyan. En el 2011 ya se enfrentó al Barça de Guardiola con Xavi como jugador, imponiéndose en ambos partidos por 2-0 y 0-4.

Equipo solidario

El Viktoria Plzen es un conjunto basado en el bloque, con pocas individualidades a destacar, que suele utilizar un 4-2-3-1, aunque en defensa cambia con dos hombres en la salida del balón del rival y, como excepción, ha jugado también con tres centrales, en contadas ocasiones. 

Es un equipo físico, que presiona mucho, intenso, mucho más cómodo sin balón que con él. Suelen ceder la iniciativa a los rivales, ya que prefieren los pases largos desde sus centrales o incluso su portero Stanek hacia Mosquera o su referencia arriba de casi dos metros, -Tomas Chory-, para la prolongación en busca de las segundas jugadas. 

El colombiano Mosquera es su mejor goleador con 3 goles, aunque su labor se centra más en explotar sus buenos centros desde su banda izquierda, que no en conseguir goles. Precisamente al equipo le falta el típico goleador que garantiza una buena cifra de goles. En jugada persiguen mucho al hombre abandonando sus posiciones. 

Dos medios centros de trabajo –Kalach y Bucha o N’Diaye– , con mucho recorrido, destacando mucho más en las labores defensivas que no en la creación de juego. El zurdo Sykora es el de mayor calidad en la media punta. Pueden generar mucho peligro en el balón parado con Chory, Mosquera, y los centrales Pernica y Jemelka.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here