Los electores de la región alemana de Baja Sajonia, en el noroeste, eligen este domingo los representantes de su Parlamento local, una prueba para el jefe de gobierno socialdemócrata Olaf Scholz, que lidera un país preocupado por la inflación y la crisis energética.

Más de seis millones de electores están llamados a votar hasta las 18H00 (16H00 GMT) en unas elecciones marcadas por los desafíos energéticos y el aumento de los precios.

«La campaña ha quedado totalmente eclipsada por la cuestión energética. En este contexto, las elecciones sirven como un sondeo a gran escala» para el gobierno de Scholz, dijo la politóloga Ursula Münch a la AFP.

La inflación alcanzó el 10% en septiembre en el país, el nivel más alto en 70 años. El alza de los precios es la primera preocupación de los alemanes, según un reciente sondeo de Ipsos.

En el Parlamento local domina actualmente una coalición del Partido Socialdemócrata (SPD, centroizquierda) y de la Unión Demócrata Cristiana (CDU, conservadores).

Los últimos sondeos arrojaron una ligera ventaja al SPD (entre el 31 y el 33%), el partido del canciller Olaf Scholz, por delante de la CDU (28%).

En el caso de que lidere los resultados, el SPD puede aspirar a formar una coalición con los ecologistas, que ocupan el tercer lugar, y poner así fin a la alianza con los conservadores.

Para Scholz, cuya popularidad bajó y cuyo supuesto poco apoyo ante la invasión rusa de Ucrania está siendo criticado desde todos los frentes, liderar los comicios sería un motivo de esperanza tras varios reveses electorales en otras regiones.

Pero los conservadores, en cambio, esperan que las elecciones sean un voto de sanción contra la coalición de socialdemócratas, ecologistas y liberales en el poder.

mat/smk/mpf/jg/sag/es

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here