Al fallecido se le encontró el martes por la mañana, día 30 de agosto, y según fuentes policiales presentaba «signos de violencia» y una «herida de gran tamaño» en la cabeza, al parecer causada por una bala de arma de fuego.

La familia del joven denunció su desaparición el domingo y ayer por la mañana se ha encontrado su automóvil en una zona aislada de ese mismo paraje, tras lo que posteriormente se ha localizado a la víctima sin vida.

Las primeras pesquisas apuntarían a que la bala con la que se efectuó el disparo se correspondería con la de una escopeta de caza, aunque este punto no se ha confirmado, pero se ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias de la muerte, presuntamente violenta.

Hasta el lugar, una vez localizado el cuerpo que se encontraba en la zona baja del Guadalmedina, se trasladaron varias dotaciones de la Policía Nacional, donde también intervinieron efectivos de la Policía Científica y de la Judicial, tras lo que se procedió al levantamiento del cadáver.

M.M.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here