Joel “N” fue encontrado sin vida dentro de su propia celda en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Nezahualcóyotl, donde se encontraba recluido por ser el principal sospechoso de la muerte del niño de cinco años Carlos Antonio “N”.

La Secretaría de Seguridad, a través de la Subsecretaría de Control Penitenciario, informó que el hombre fue hallado suspendido de uno de los barrotes de su celda. En el cuello tenía enredadas varias tiras de tela, que al parecer fueron confeccionadas con pedazos de su propio pantalón.

La muerte de Carlos

El menor de cinco años fue reportado como desaparecido por Joel y Dulce, la madre de Carlos, el 9 de noviembre de este año. Tras la denuncia de desaparición, elementos de la Fiscalía de Estado de México realizaron una búsqueda en la casa de la pareja. Allí encontraron tierra removida, lo que derivó en el hallazgo del cuerpo del niño.

Por lo anterior Joel y Dulce fueron vinculados a proceso por la desaparición y probable homicidio del niño de cinco años. La detención de la pareja se llevó a cabo el 11 de noviembre.

De acuerdo con la Fiscalía mexiquense, Dulce sostenía una relación sentimental con Joel. Los dos vivían juntos en un domicilio ubicado en la parte alta del Barrio Xochiaca.

Las primeras versiones apuntan a que la víctima se encontraba al interior de un inmueble y en algún momento la pareja habría golpeado al pequeño, ocasionándole la muerte.

(Reporte de Brandon Celaya)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here