La futbolista islandesa Sara Björk Gunnarsdóttir le ganó una demanda a ex club, Olympique, de Lyon, que deberá indemnizarla con 82.000 euros por haberle recortado el sueldo cuando estuvo embarazada. Björk denunció ante el Tribunal de Instancia de FIFA que el club francés no le pagó el salario desde abril hasta noviembre de 2021, mientras estuvo encinta. La resolución favoreció a la islandesa, ya que la normativa de la Federación Internacional sobre los derechos laborales de las mujeres por maternidad está en vigencia desde enero de 2021.

La ex capitana de la selección de Islandia llegó a Olympique Lyonnais, el club en el que se desempeña el campeón mundial Nicolás Tagliafico, a mediados de 2020 procedente del alemán Wolfsburg, y se enteró de que estaba embarazada en marzo de 2021, momento en el que los servicios médicos del club le recomendaron que dejara de jugar.

Sara Björk Gunnarsdóttir, haciendo jueguito en pleno embarazo.
Sara Björk Gunnarsdóttir, haciendo jueguito en pleno embarazo.Instagram @sarabjork90

Björk recurrió al sindicato internacional de futbolistas, Fifpro, para recibir ayuda legal en la denuncia a Olympique, el club más ganador de la Champions League femenina, y el suyo es el primer caso de una futbolista profesional que reclama por su derecho a cobrar el sueldo mientras transita un embarazo. ”Es extremadamente importante para las futbolistas y para el fútbol femenino que estas normas de maternidad obligatorias sean aplicadas y se las haga cumplir”, manifestó Fifpro.

Según la reglamentación de FIFA, las jugadoras cuentan con una licencia de 14 semanas como mínimo y es un derecho de ellas decidir en qué momento comienzan esa licencia (ocho semanas deben ser tomadas luego del nacimiento). ”Nadie se ocupó realmente de mí, de hacerme un seguimiento, de ver cómo me encontraba mental y físicamente, como empleada, pero también como ser humano. Tenía derecho a percibir mi salario íntegro durante mi embarazo y hasta el inicio de mi baja por maternidad, de acuerdo con la reglamentación obligatoria de FIFA. Es parte de mis derechos, y no puede discutirlo ni siquiera un club tan grande como Lyon”, escribió Sara, actual futbolista de Juventus, de Italia.

En las redes sociales Björk relató qué pasó con su salario: “Cuando primeramente vi que no me habían depositado pensé que era un error. Después vi que en el segundo mes tampoco me habían pagado, y cuando pregunté me respondieron con evasivas”.

Otros tiempos: Sara Björk Gunnarsdóttir, de festejo en Lyon, el club más veces ganador de la Champions League femenina.
Otros tiempos: Sara Björk Gunnarsdóttir, de festejo en Lyon, el club más veces ganador de la Champions League femenina.Instagram @sarabjork90

”Finalmente me informaron que el club seguía las leyes francesas de licencia por enfermedad en lugar de las regulaciones de FIFA por maternidad, por lo cual no me pagaba el sueldo completo durante mi embarazo y hasta el inicio de la licencia. Fifpro me hizo ver rápidamente que no tenía derecho a hacer eso”, comentó la islandesa, que tuvo a su hijo Ragnar el 16 de noviembre de 2021.

”Estoy orgullosa de haber logrado este fallo en favor, no sólo para mí sino también para todas las mujeres. Todas las futbolistas tenemos derecho a ser madres sin tener que preocuparnos por nuestras carreras”, afirmó.

”Todos, no sólo Lyon, debemos entender que el embarazo no es una enfermedad. Es una parte importante de la vida de las personas y los clubes deben tener un sistema para sostener y apoyar a las futbolistas, no abandonarlas como si no pudieran volver a jugar. Si quieren sacar lo mejor de una futbolista tienen que invertir en la persona”, concluyó Sara.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here