El Gobierno de Estados Unidos se ha mostrado este lunes consternado por el secuestro de más de 50 mujeres a mano de presuntos terroristas en el norte de Burkina Faso, compartiendo sus pensamientos con las familias y los seres queridos de las mismas.

«Estados Unidos está profundamente preocupado por el secuestro de más de 50 mujeres por extremistas violentos cerca de Arbinda, en la región del Sahel de Burkina Faso, los días 12 y 13 de enero», se lee en un comunicado difundido por el Departamento de Estado.

La diplomacia estadounidense ha exigido que las personas secuestradas sean devueltas «sanas y salvas» a sus seres queridos «de forma inmediata e incondicional».

Además, también ha pedido que los responsables rindan cuentas ante la justicia «con todo el peso de la ley», según ha asegurado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

«Nuestros pensamientos siguen estando con los secuestrados, así como con sus familias y otros seres queridos», ha aseverado Price.

Durante los días 12 y 13 de enero, más de 50 mujeres en dos grupos fueron secuestradas a manos de presuntos terroristas en el departamento de Arbinda, en el norte de Burkina Faso, cuando habían salido a recoger fruta.

Más tarde, se ha conocido que hubo un tercer grupo de mujeres secuestradas, elevando la cifra de personas en paradero desconocido a casi 80, según ha detallado un miembro de la seguridad de la localidad de Arbinda a Radio France Internationale (RFI).

En tanto, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk, ha pedido este lunes la liberación de las mujeres secuestradas.

«Estoy alarmado porque decenas de mujeres que buscaban comida para sus familias fueron secuestradas a plena luz del día, en lo que podría ser el primer ataque de ese tipo dirigido deliberadamente contra mujeres en Burkina Faso», ha expresado en un comunicado.

En este sentido, ha hecho un llamamiento a las autoridades para que lleven a cabo una investigación «efectiva, imparcial e independiente» con el objetivo de identificar a los responsables y hacer justicia a las víctimas y a sus familias.

El departamento de Arbinda, en la provincia de Soum, ha estado bajo bloqueo terrorista durante varias semanas, teniendo lugar de manera reiterada enfrentamientos entre las fuerzas del Ejecutivo de Burkina Faso y dichos grupos armados.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here