Ethereum (ETH) cotiza hoy, 23 de diciembre, a US$1224.17, según el portal Live Coin Watch.

Este precio lo posiciona 1,01% respecto de su valor hace 24 horas y 0,96% en comparación con el mismo día de la semana pasada.

El dominio actual (cotización de mercado) del token es US$149.806.045.976.

Ethereum es una plataforma de código abierto descentralizada que corre sobre su propia blockchain y permite que cada desarrollador pueda programar nuevos tipos de aplicaciones. Muchos definen a Ethereum como una supercomputadora digital donde cualquier usuario puede ejecutar las aplicaciones desarrolladas por los programadores de cualquier parte del mundo.

El criptoactivo, creado por el joven ruso criado en Canadá Vitálik Buterin en 2015 bajo la tecnología blockchain, se destacó desde el inicio por ser el primero en incluir contratos inteligentes (smart contracts) programables en sus bloques.

En 2018 Ethereum era un proyecto provisorio. Hoy es el segundo criptoactivo con mayor capitalización de mercado y una de las blockchain más utilizadas para DeFi (Finanzas Descentralizadas) y NFT (activos digitales únicos e irrepetibles, cada vez más utilizados para obras de arte digital).

Ethereum creó la red ERC-20, una blockchain con contratos inteligentes embebidos bajo el lenguaje de programación Singularity donde se montan los nuevos proyectos que necesitan utilizar su amplio poder de cómputo e interoperabilidad.

Criptoinvierno

En un contexto de crisis económica mundial, con tasas de inflación inéditas en Estados Unidos y Europa, y una guerra entre Rusia y Ucrania que nadie sabe cuándo -ni cómo- terminará, las criptomonedas sufren uno de sus peores momentos y los especialistas dicen que este criptoinvierno podría llegar a durar hasta un año y medio.

En un informe titulado “Criptoinvierno: claves para entender la caída de las criptomonedas a nivel mundial”, la periodista de la BBC Cecilia Barría explica que esta caída abrupta llegó justo después del mejor momento histórico del mundo cripto. En apenas cinco años, un bitcoin pasó de valer US$1000 a US$68.000.

La periodista señala que se determina con una regla “bastante básica”, la oferta y la demanda. “Cuando más personas quieren comprar, el precio sube. Y cuando a nadie le interesa, el precio baja”, sintetiza. Pero aclara que no ocurre lo mismo que en Wall Street. “Las criptomonedas no son acciones de una empresa. Son, como ya sabés, dinero digital, y eso significa que nadie las regula, ninguna autoridad las emite y, claro, no hay bancos que las guarden. Entonces, cómo se mueven sin ningún control, las subidas y las bajadas son frenéticas”, precisa Barría en el informe.

El término criptoinvierno o crash cripto se acuñó en la primera gran caída de las criptomonedas, que se dio justo antes del último auge, en el que el bitcoin rozó los US$69.000, en noviembre del 2021.

LA NACION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here