16/09/2022 a las 09:03 CEST

Roger Federer ha sido el jugador de tenis total. La elegancia pura del tenis más exquisito que además, sobre todo en la segunda época, destrozó todos los patrones del tenis. Deshacía el juego de sus rivales, les cortaba el ritmo con su estrategia en la pista.

A mi modo de ver esta era la parte más espectacular de su juego. Si hubiera jugado de esta manera con 24 o 25 años estoy convencido de que tendría un número mucho mayor de Grand Slams en su palmarés.

Sin duda alguna ha sido el tenista que más me ha gustado ver como espectador porque era una delicia comprobar cómo dominaba todas las áreas del juego y además lo conseguía con un desgaste mínimo. Parecía un bailarín en la pista. El único ‘pero’ que podría encontrar en Federer es que a nivel mental quizás no era tan fuerte como Nadal o Djokovic.

En este sentido, su evolución pasando de ser un tenista que rompía raquetas de joven a convertirse prácticamente en un ‘budista’ con un control absoluto de las emociones es digna de estudio. Se va un grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here