El escritor Federico Andahazi participó de +Entrevista, el programa conducido por Luis Novaresio en LN+, y habló sobre la actualidad y la realidad del país. Durante el intercambio, sostuvo que todos los gobiernos populistas deben ser considerados de derecha y metió al oficialismo en la misma bolsa.

“Para un Europeo no sería difícil de entender la situación del país, son procesos fáciles de entender porque lo vivieron. En la Argentina nos gobierna un populismo de derecha, como el que vemos ahora en Italia con la llegada de Meloni. Pensar que el peronismo en algún momento puede ser de izquierda es un contrasentido, porque es un movimiento de derecha cortada con la misma tijera que el resto”, comenzó.

En la misma línea, Andahazi apuntó contra el peronismo y lo calificó como “una maquinaria de robar banderas”. También, consideró al populismo de Putin como la matriz del peronismo. E insistió: “La derecha tiene un dueño y es el peronismo”.

Sobre la pregunta de quién gobierna hoy la Argentina, el escritor opinó que no hay nadie ocupando ese rol y criticó en duros términos al presidente de la Nación, Alberto Fernández, a quien consideró como un hombre “humillado” por la vicepresidenta. “Es la vergüenza hecha persona”, agregó.

En una enumeración de los últimos incidentes, entre los que aparece el conflicto con el sindicato de los neumáticos, los ataques en la Patagonia y la toma de las escuelas, manifestó: “Es muy grave”. En otro momento, se refirió a los audios del exministro de Seguridad de Santa Fe Marcelo Saín y expresó: “Son espeluznantes. Es la primera vez que un funcionario de gobierno admite por teléfono que tiene enjaulada a una persona, con los perros, tres días, y la retuvo entre 10/12 horas sin agua”.

También, cuestionó al gobierno y sostuvo que su plan “es delirante”. “Son tipos que realmente se inspiraban en Roberto Art, la bohemia de la calle Corrientes estaba bien para sentarse a tomar un café y escuchar tramas novelísticas, pero ahora están gobernando esos lúmpenes. Te da miedo, porque de esa cabeza afiebrada puede salir cualquier idea. Es la misma matriz de pensamiento de la gente que tomó La Tablada. Es gente que es incapaz de pensar políticas”, manifestó.

En cuanto al contexto global, el escritor aseguró: “Estamos a un paso de una guerra mundial”. Y continuó: “Veo con preocupación lo que pasó en Italia. Tenemos una derecha repugnante, fascista en este país, no sé quienes son porque están en las redes con pseudónimos que aplaudieron el triunfo de Meloni en Italia. El peligro es que se supo que este nuevo gobierno está harto de ayudar a Ucrania, entonces está del lado de Putin”.

Entonces, se preguntó por el lugar de la Argentina y su posición en la política internacional. “Si se desatara una tercera guerra, de qué lado quedaría la Argentina, porque ahí quedaría muy claro que somos un país de derecha, que apoya regímenes de Putin y compartiría esa alianza con este nuevo gobierno de Italia y quedaría claro y transparente que el peronismo y el kirchnerismo es la ultraderecha”.

Y agregó: “Como conozco el comunismo desde adentro puedo decir que el kirchnerismo y el peronismo no tiene nada que ver. Está en las antípodas del comunismo. Uno está entrenado para ver rápidamente quién es de derecha y quién es de izquierda y claramente el kirchnerismo – insisto- es de ultraderecha”.

Consultado sobre el intento de magnicidio a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, Andahazi planteó: “Creo que a alguien se le fue de las manos esta locura. Que es parte constitutiva de la ultraderecha, donde incluyo al peronismo y al kirchnerismo”.

Según opinó el escritor, “el atentado a Cristina parece armado”, y planteó una hipótesis vinculada con la posibilidad de que el gobierno haya querido ocultar o minimizar el alegato del fiscal Diego Luciani. “Creo que hay servicios de inteligencia, que van y que vienen, pero en este caso vinculados con el kirchnerismo que formaron grupos para atraer a la ultraderecha y tenernos ahí para generar disturbios, hacer desmanes e identificar eso con Juntos por el Cambio. Me parece que eso es lo que se les fue de las manos. Habría que indagar un poco más en Revolución Federal”, desplegó.

Andahazi entonces definió a la vicepresidenta como una persona que tiene todas las características del dirigente peronista y argumentó: “Conservador, de derecha, católico, con cierta tendencia al pensamiento místico. ‘La bala no sale porque el Espíritu santo y Dios y la Virgen lo decidieron así’. Es una típica dirigente que responde al caudillismo y yo diría de derecha, católica y recalcitrante”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here