Turquía ha bombardeado la ciudad siria de Kobane, en el norte del país, que está bajo control de las milicias kurdas de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), lo que habría dejado un número indeterminado de muertos y heridos, según ha informado su portavoz en redes sociales.

«El ataque aéreo turco tuvo como objetivo puestos militares pertenecientes a las fuerzas del gobierno de Damasco en Qazali (la zona rural oriental de Tal Abyad), Tal Rif’at y Zarkan, lo que provocó muertos y heridos», ha escrito en su perfil de Twitter.

Estos ataques se producen días después de que Ankara culpase al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) de estar detrás del atentado mortal del domingo pasado en el centro de Estambul. Además, Turquía considera a las Unidades de Protección Popular (YPG), el principal componente de las FDS, una extensión del PKK, considerado terrorista en ese país.

Ambos grupos han negado cualquier implicación con el atentado que se cobró la vida de seis personas, sin embargo, el ministro de Interior turco ha apuntado a que «tiene sospechas» de que la orden se dio desde la ciudad siria de Kobane.

«Kobane, la ciudad que derrotó a Isis, está sujeta a bombardeos por parte de los aviones de la ocupación turca», ha escrito el portavoz que también ha recogido ataques aéreos contra dos aldeas de Alepo.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos con sede en el Reino Unido ha informado de que el ejército turco ha llevado a cabo más de 20 ataques aéreos en las dos provincias, según recoge ‘The Guardian’.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here