14/09/2022 Act. el 15/09/2022 a las 00:10 CEST

Buena puesta en escena del nuevo proyecto ‘blue’, aunque insuficiente para sumar su primera victoria en Europa

El Salzburgo tiró de oficio para salvaguardar su portería y condenar al Chelsea al contraataque

Noche especial en Stamford Bridge, con el debut en el banquillo ‘blue’ de Graham Potter después de la destitución de Thomas Tuchel tras la debacle de Zagreb en la primera jornada de la Liga de Campeones. Un debut que no cumplió el dicho de entrenador nuevo, victoria segura, porque el Chelsea sigue incapaz de ganar en esta Champions tras empatar a uno contra un resiliente Salzburgo (1-1).

FICHA TÉCNICA

Champions League

CHE

1 ________________ 1

Salzburgo

ALINEACIONES

Chelsea

Kepa; Cucurella, Thiago Silva, Azpilicueta (Ziyech, 82′), James; Mason Mount, Jorginho, Kovacic (Gallagher, 81′); Sterling (Pulisic, 84′), Aubameyang (Armando Broja, 66′), Havertz (Loftus-Cheek, 66′).

Salzburgo

Köhn; Ulmer, Pavlovic, Bernardo, Dedic; Kjaergaard (Gourna-Douath, 46′), Seiwald, Capaldo; Sucic (Kameri, 70′); Okafor (Koita, 85′), Sesko (Adamu, 70′).

Goles

1-0 M. 48, Streling; 1-1 M. 75, Okafor.

Árbitro

Ivan Kružliak.

Incidencias

T.A.: Adamu (76′), Pavlovic (77′), James (79′), Ulmer (79′), Capaldo (89′).

En el primer partido sin Tuchel en el banquillo, quedó claro que el legado del alemán sigue presente en el feudo blue, que le dedicó una sonora ovación en su honor en el minuto 21, año en el que consiguió la Champions con el club londinense.

Lo que no sonó en Stamford Bridge fue el himno de la Champions, como muestra de respeto a la reina Isabel II, a quien también se dedicó un minuto de silencio.

El nuevo proyecto de Potter arrancó con una buena puesta en escena, dejando entrever un conjunto dinámico, asociativo, con buenas intenciones, pero que no tuvo precisión en los metros finales.

Dominó el juego, tuvo la posesión, buscando la amplitud con James y la profundidad con Sterling y Cucurella, pero el Salzburgo, pese a su corta media de edad, se mantuvo firme detrás y consiguió llegar al descanso con el empate a cero inicial, atreviéndose incluso a amenazar a la contra al conjunto inglés.

Y es que después de igualar al Milán en la jornada inicial, los austríacos viajaron a Londres sin intención de ser un invitado de piedra, aunque lo hacieran tocados por las múltiples bajas que arrastraban y que aumentaron en el calentamiento con la lesión de Fernando.

Había tirado de oficio el Salzburgo para defenderse de las diferentes acometidas del Chelsea, pero en la segunda parte parecía que todo se venía abajo.

Y es que los de Potter necesitaron solo 3 minutos después del descanso para estrenar el marcador con una rosca al palo largo de Sterling tras un centro delicado de Mount que se paseó por todo el área visitante.

Con ventaja en el marcador, se gustó con el balón el Chelsea, aunque sin eficacia de cara a gol.

Aubameyang, el hombre de la máscara, de nuevo titular, jugó 66 minutos y siguió en este proceso de adaptación al nuevo contexto blue, intentándolo todo de cara a gol, pero sin suerte en la finalización.

Y ante este panorama, apareció Kameri para cambiar el partido. El Salzburgo empezó a crecerse y fruto de una gran tirangulación con mucha calidad técnica para superar la presión del Chelsea, el balón llegó a Okafor que con un suave toque, tuvo suficiente para batir a Kepa y subir un empate valuosísimo para los austríacos.

El Chelsea intentó llegar a su primera victoria en esta Champions de forma enérgica, pero con una precipitación que hizo imposible que el marcador cambiara sus números.

NOTICIAS RELACIONADAS

A principios de octubre, los blues se lo juegan prácticamente al todo o nada en la visita a Stamford Bridge del Milán, que con su victoria al Dinamo de Zagreb, se consolida como líder en solitario del grupo E.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here