El paso por un reality puede ser le gran impulso para ganar popularidad y conseguir diversos beneficios, entre ellos, un nuevo trabajo o rol. Esta es la expectativa con la que ingresaron gran parte de los participantes a Gran Hermano (Telefe), pero no sería la realidad que viven Martina Stewart Usher y Juan Reverdito, quienes se mostraron decepcionados con su situación tras abandonar la casa más famosa.

Tengo mucha bronca porque quería jugar al juego del auto. Por eso entré a Gran Hermano, pero bueno, aprovechando todo”, expresó Juan en diálogo con LAM (América) desde Punta del Este, donde fueron contratados para hacer unas “presencias”, algo que afirmaron no realizaron tanto como hubiesen querido.

Juan y Martina pidieron un trabajo

Juan y Martina pidieron un trabajo

A pesar de no haber tenido la oportunidad de ganar el auto 0km (premio que se llevó su excompañero Maxi), Juan afirmó que se encuentra feliz y “esperando si aparece un trabajito o algo”. Acto seguido, exteriorizó sus ganas de poder hacer teatro, un sueño que busca cumplir hace tiempo y por lo que espera nuevas oportunidades laborales.

En la misma línea, al escuchar a su compañero, Martina Stewart Usher aseguró que tras su salida de la casa del reality no se cumplieron las expectativas que tenía. “Medio que dejamos todo para entrar y si bien, super agradecida porque es una oportunidad única, pero pensé que iban a caer más cosas”, afirmó la joven que fue una de las primeras eliminadas del reality. Asimismo, indicó que espera que con los brazos abiertos propuestas.

Martina y Juan actualmente forman parte de los debates, en Telefe, que se hacen usualmente sobre el juego, del que quedaron fuera al comienzo del certamen; sin embargo esperan que las puertas se abran en cuanto a lo laboral.

LA NACION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here