Entre lesiones y falta de continuidad en las últimas temporadas, Javier Pastore cierra un ciclo de 13 años y medio en el fútbol europeo y pone rumbo a Qatar. A los 33 años, quien supo ser un exquisito volante creativo se despidió de Elche con un mensaje a los hinchas que encierra unas disculpas por no haber entregado todo lo que se esperaba de él.

Su nuevo destino es el Qatar SC, donde jugaron Claudio Caniggia, Samuel Eto’o y Jay Jay Okocha. Ocupa el séptimo puesto en una liga compuesta por 12 equipos. Tendrá por compañero al español Javi Martínez, ex Athletic Bilbao -fue dirigido por Marcelo Bielsa- y Bayern Munich.

La trayectoria de Pastore entró en un declive desde que a mediados de 2018 se fue de Paris Saint Germain, club que en 2011 lo convirtió en su primer refuerzo, por 42 millones de euros, bajo la propiedad del emir de Qatar, Hamad Al Thani. Con el equipo parisino obtuvo cinco Ligue 1 y cuatro copas de Francia, además de compartir la formación con Edinson Cavani, Zlatan Ibrahimovic, Ezequiel Lavezzi, Marco Verratti y Lucas Moura, entre otros.

Pastore y su despedida de Elche

En la actual temporada solo disputó cuatro minutos en Elche, club del que es principal accionista el argentino Christian Bragarnik y es colista en la Liga de España (4 puntos en 16 fechas). En el curso anterior tampoco se lo vio mucho dentro de la cancha: apenas 524 minutos distribuidos en 13 cotejos, sin goles. Desde este contexto se entiende su justificación ante los simpatizantes en su mensaje en Instagram: “(…) no fue mi año y medio deseado dentro del campo…”.

No pudo estar a la altura de lo había expresado en septiembre de 2021, cuando se sumó al plantel ilicitano: “Vengo de tres años en la Roma en los que no tuve la continuidad que esperaba. Necesitaba estar de nuevo en juego y mostrarme. No vengo a retirarme, porque si fuese así me iría al club en el que me formé en Argentina (Talleres de Córdoba). Tengo 32 años y hay futbolistas de 39 y 40 que siguen a gran nivel. No sé si será mi caso, pero sé que, al menos, me quedan dos o tres años muy buenos”. Ya se le fueron casi dos con un rendimiento irrelevante.

El anuncio de Qatar SC por la contratación de Pastore

Javier Pastore
Javier Pastore

Su escasa actividad ya venía de su club anterior, Roma, donde en la temporada 2020/21 solo disputó 77 minutos en cinco cotejos, siempre ingresando desde el banco. Una lesión en una cadera condicionó muchos sus posibilidades. Nunca más recuperó el nivel. “En noviembre de 2019 empecé a sentir molestias en los glúteos y en el psoas. Creía que era algo normal hasta que vimos que sufría un problema grave en la cadera. Decidimos seguir un tratamiento conservador y estuve ocho meses con esta lesión que me impedía jugar. Cada cosa que hacía me generaba dolor. Por eso, tomé la decisión, consensuada con los doctores, de operarme. Tenía un saliente en el fémur. Hubo que limar las dos partes del hueso donde rozaba y dejé de tener dolor. Desde diciembre de 2020 comencé a trabajar con normalidad”, expresó en una oportunidad.

Casi nunca volvió a mostrarse en plenitud. Cada vez que reaparecía, diversas lesiones musculares volvían a mandarlo a la enfermería. Qatar SC anunció su llegada con una especie de afiche enigmático, en el que crea expectativas por la incorporación de un futbolista con pasado en PSG y Roma. Una antigua joya que hace tiempo no brilla.

Pastore, durante su época en Paris Saint Germain, la mejor etapa de su carrera en Europa
Pastore, durante su época en Paris Saint Germain, la mejor etapa de su carrera en EuropaArchivo

El mejor Pastore parece haber quedado en el recuerdo. Deslumbró en aquel Huracán subcampeón de 2009, cuando integró un medio campo creativo junto a Matías De Federico, Mario Bolatti y Patricio Toranzo. Aquel equipo lo dirigió Ángel Cappa, que siente debilidad por Pastore: “Es un talento. El talento es aquel que entiende el juego y siempre elige la mejor jugada. Además de poseer una técnica exquisita, Pastore es inteligente para ocupar los espacios. Como Iniesta o Xavi, es de esos jugadores que tienen que jugar libres, asumiendo una responsabilidad colectiva, pero sin someterse a determinados condicionantes tácticos”.

Tras aquella explosión en Huracán, Europa enseguida se fijó en él. Palermo lo contrató por 7 millones de euros. Encajó de inmediato y se transformó en uno de los predilectos del presidente Maurizio Zamparini, fallecido a principios de 2022. En su primera temporada en Palermo, donde conoció a Cavani, el equipo terminó quinto; en la siguiente fue octavo, toda una revelación para un club modesto, al que un par de años más tarde llegarían otros dos cordobeses gracias a las puertas que les abrió su coterráneo: Paulo Dybala y Franco Vázquez.

[embedded content]

En 2010, Diego Maradona lo incluyó en el plantel para el Mundial de Sudáfrica, donde ingresó en los partidos frente a Grecia, México y Alemania. Participó en tres copas América (2011, 2015 y 2016) y siempre se lo señaló como un socio ideal para Lionel Messi, tándem que nunca llegó a consolidarse.

En 2011 desembarcó en Paris Saint Germain como mascarón de proa de un nuevo y millonario proyecto, que llega hasta estos días con Messi, Mbappé y Neymar. Su estilo refinado y elegante despertó admiración entre los hinchas de PSG. Ocupó un lugar central en el fútbol europeo. Ahora, bajo un contrato que seguramente colmará sus pretensiones económicas, intentará que el poco desarrollado fútbol qatarí le deje margen para entregar algunos destellos, los que le permita su cuerpo.

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here