El número de muertos a causa del derrumbe de un edificio residencial en la capital de Jordania, Amán, ha ascendido a catorce, según las autoridades, que han anunciado además el final de los trabajos de búsqueda y rescate en la zona.

La Dirección de Seguridad Pública (PSD) ha indicado que las operaciones, que han durado 84 horas, han sido finalizadas debido a que ya no cuentan con más informes sobre desaparecidos a causa del derrumbe, según ha recogido la agencia estatal jordana de noticias, Petra.

Así, el organismo ha resaltado que otras diez personas han sido rescatadas con vida de entre los escombros y ha manifestado que las operaciones han atravesado «etapas difíciles» para hallar a las víctimas del suceso.

El edificio tenía cuatro plantas y fue construido hace 50 años. Se derrumbó en la tarde del martes y hay tres personas detenidas pendientes de la investigación de la Fiscalía.

El rey del Jordania, Abdalá II, encabezó el miércoles una reunión del Centro Nacional de Seguridad y Gestión de Crisis tras su regreso al país para analizar los esfuerzos de los equipos de rescate, tras lo que trasladó sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here