05/11/2022 a las 14:02 CET

El DJ cuenta su giro radical a través de sus seguidores de Twitch

Ha declinado conceder una entrevista exclusiva en revistas

Kiko Rivera sufrió un leve ictus el pasado 21 de octubre por el cual estuvo ingresado durante todo el fin de semana en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Una vez recibió el alta, se refugió en Irene Rosales y prefirió no recibir las visitas ni de su madre ni de su hermana. Tampoco ha concedido ninguna entrevista a la prensa rosa, y con lo último que acaba de hacer, podría ser que el DJ haya dado carpetazo al corazón de forma definitiva.

En lugar de pactar una exclusiva con alguna de las revistas más importantes del mercado, Kiko Rivera ha preferido sincerarse con sus seguidores de Twitch y confesar cuál es el giro radical que ha tomado: «pensé que de esta no salía. Afectó toda la parte izquierda de mi cuerpo, dejándome la cara y el brazo paralizado por completo (…). Como podéis comprobar, no ha dejado ninguna secuela importante. Muevo mis brazos, muevo mis manos«. El joven añade que los primeros efectos de la enfermedad, como la boca doblada o la pérdida de equilibrio, se han recuperado rápidamente.

NOTICIAS RELACIONADAS

Este susto le ha obligado a cambiar algunas actitudes de su vida diaria, y ha empezado intentando alejarse del tabaco y modificar su alimentación: «he dejado de fumar, como muy sano a diario. Hago deporte a diario aunque sin esfuerzos por prescripción médica«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here