La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) fue por diez años la casa de Eebbers, el agente canino que se acaba de retirar de su labor como detector de explosivos en un aeropuerto de Minnesota.

Después de haber prestado un largo servicio, el perro fue despedido en medio de una emotiva ceremonia. Con pasteles en forma de bomba y una lluvia de peluches, el festejo contó con la presencia de muchos de sus compañeros que “celebraron” el retiro.

Con 11 años de edad, Eebbers se convirtió en el can más viejo de la TSA. Se trata de un animal que nació de la mezcla de las razas vizsla y labrador, y desde su nacimiento fue entrenado para servir a su nación, ya que llegó al mundo a través del Programa de Cachorros de la administración, dedicado a formar agentes caninos. Respecto a su nombre, lo recibió en memoria de un soldado caído llamado James Ebbers.

Eebbers fue despedido con un pastel en forma de bomba
Eebbers fue despedido con un pastel en forma de bombaTSA

Eebbers es un perrito muy activo. Siempre está en movimiento, aún con los fríos intensos de Minnesota. Además, le encanta nadar en los lagos de la ciudad durante el verano, según dijo su instructor en información citada por el portal Kare11. Estas habilidades se suman a su gran talento para detectar los explosivos que pueden llegar a portar los pasajeros de un aeropuerto y al gusto que tiene por servir a su país.

El animalito fue despedido con un pastel en forma de bomba en la Terminal Uno del aeropuerto donde trabajaba. Fue aplaudido por muchos, mientras al mismo tiempo le caía una lluvia de peluches como premio por su servicio en una década.

El perro trabajó junto a su guía, Jean Carney, en el aeropuerto internacional St. Paul, Minnesota. Además, brindó seguridad para dos ediciones del Super Bowl, los Juegos Mundiales de Olimpiadas Especiales, un juego de Campeonato Nacional de Fútbol de la NCAA, las 500 Millas de Indianápolis y un evento de NASCAR.

Eebbers recibió además una lluvia de peluches para su despedida
Eebbers recibió además una lluvia de peluches para su despedidaTSA

Además de ser un agente de servicio y un perro muy amigable, Eebbers fue reconocido como “el perro más lindo de la TSA” en un concurso. La agencia realizó a través de las redes sociales un certamen por el Día Nacional del Perro en Estados Unidos y allí se alentó a la ciudadanía a votar por su canino preferido.

Fueron 92 contendientes los que participaron para ser premiados y elegidos por la gente, luego de ser inscritos por propios sus dueños. Finalmente, Eebbers se llevó el galardón. Aunque, este fue su último reconocimiento, ya que semanas después se retiró de su labor.

La TSA es la responsable de proteger los sistemas de transporte en la nación. Se dedica a desarrollar programas de seguridad y regulaciones para todos los medios de traslado y provee seguridad en los aeropuertos.

Para efectuar estas funciones, suele utilizar caninos como Eebbers. Los trabajadores de la agencia suelen estar acompañan de perritos capacitados para detectar el olor de sustancias ilegales y de explosivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here