Por Julie Steenhuysen

CHICAGO, 2 sep (Reuters) – La Organización Mundial de la
Salud (OMS) está vigilando un grupo de 10 casos de neumonía de
causa desconocida en Argentina, en un brote que por ahora ha
supuesto tres muertes.

Los casos están vinculados a una única clínica privada de la
ciudad de San Miguel de Tucumán, situada en el noroeste del
país, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la
oficina regional de la OMS.

Un primer informe del martes incluía a cinco trabajadores
sanitarios y a un paciente que fue atendido en la sala de
cuidados intensivos de la clínica, cuyos síntomas aparecieron
entre el 18 y el 22 de agosto.

El jueves, las autoridades sanitarias locales informaron de
otros tres casos, lo que eleva el total a 9, incluidas tres
muertes. Las tres personas que murieron tenían otros problemas
de salud.

El viernes, Argentina informó de un caso más.

Los síntomas incluyen fiebre, dolor muscular y abdominal y
dificultad para respirar. Varios pacientes tenían neumonía en
ambos pulmones.

Las pruebas para detectar virus respiratorios conocidos y
otros agentes víricos, bacterianos y fúngicos fueron todas
negativas, dijo la OPS. Se han enviado muestras biológicas a la
Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud de
Argentina para realizar más pruebas , que incluirán un análisis
para detectar la presencia de toxinas.

El Dr. Michael Osterholm, experto en enfermedades
infecciosas de la Universidad de Minnesota, dijo que, dado que
los pulmones están muy implicados, la causa es probablemente
algo que los pacientes inhalaron.

La OPS y la OMS están vigilando el brote y ayudando a las
autoridades sanitarias locales en la investigación.

Osterholm dijo que las «enfermedades misteriosas» ocurren a
veces, y la mayoría de las veces pueden explicarse por algún
brote local que no tiene implicaciones pandémicas.

Añadió que espera que las autoridades sanitarias argentinas
proporcionen más información definitiva en los próximos cinco o
siete días.
(Reporte de Julie Steenhuysen; editado en español por Aida
Peláez-Ferández)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here