La Misión de las Naciones Unidas en República Democrática del Congo (MONUSCO) ha exigido al movimiento rebelde 23 de Marzo (M23) que abandone para este próximo domingo los territorios ocupados en la provincia de Kivu Norte, en el noreste del país, en virtud de los acuerdos firmados en Luanda (Angola) sobre el fin del conflicto en la región.

El M23 ha sido acusado desde noviembre de 2021 de llevar a cabo ataques contra posiciones del Ejército en Kivu Norte, a pesar de las autoridades congoleñas y el M23 firmaron en diciembre de 2013 un acuerdo de paz tras los combates registrados desde 2012 con el Ejército, que contó con apoyo de tropas de Naciones Unidas.

La situación ha provocado un repunte de las tensiones entre RDC y Ruanda, dado que Kinshasa acusa a Kigali de apoyar a los rebeldes. Expertos de Naciones Unidas afirmaron en un reciente informe que las autoridades ruandesas mantienen una «intervención directa» en el país africano a través de su apoyo al grupo.

«Resulta imperativo que, antes del 15 de enero, el M23 se retire incondicionalmente de todas las posiciones que ocupa actualmente en los territorios de Rutshuru, Masisi y Nyiragongo, y se limite a la zona de Mont Sabinyo», reza el comunicado de la MONUSCO, publicado en su cuenta de Twitter.

De igual modo, la MONUSCO exige al grupo que cese «inmediatamente» las hostilidades y se incorpore «sin condiciones» al programa de desarme del Gobierno congoleño.

«Más de medio millón de civiles han sido desplazados por las operaciones del M23 desde noviembre de 2021, lo que ha generado necesidades humanitarias masivas. Estas poblaciones deben poder regresar a sus hogares», añade la organización.

El portavoz del grupo, Lawrence Kanyuka, ha lamentado, también a través de Twitter, el comunicado de la MONUSCO, a la que ha acusado de practicar un ejercicio de «hipocresía» ante su incapacidad para detener otros conflictos armados en el noreste del país, en particular las atrocidades cometidas por milicias como la Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO) en la vecina región de Ituri.

Cabe recordar que, este pasado viernes, una delegación del M23 prometió al mediador internacional y expresidente keniano, Uhuru Kenyatta, que seguirán retirándose de manera «ordenada» de las zonas que han ocupado.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here