Por Michael S. Derby

NUEVA YORK, 19 ene (Reuters) – El presidente del Banco
de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, dijo el
jueves que el banco central de Estados Unidos requiere más
aumentos de tasas de interés, si bien ve señales de que las
presiones inflacionarias podrían estar comenzando a enfriarse
desde niveles tórridos.

«Con la inflación aún alta y los indicios de continuos
desequilibrios entre la oferta y la demanda, está claro que la
política monetaria aún tiene más trabajo por hacer para reducir
la inflación a nuestra meta del 2% de manera sostenida», dijo
Williams en el texto de un discurso para la Sociedad de
Analistas de Renta Fija en Nueva York.

«Es probable que reducir la inflación requiera un período de
crecimiento por debajo de la tendencia y cierto debilitamiento
de las condiciones del mercado laboral», advirtió Williams.

Agregó que «restaurar la estabilidad de precios es esencial
para lograr el máximo empleo y precios estables a largo plazo, y
es fundamental que mantengamos el rumbo hasta que el trabajo
esté terminado».

Williams, quien también se desempeña como vicepresidente del
Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en
inglés), no especificó en sus comentarios qué rango de aumentos
de la tasa le gustaría ver en la próxima reunión del FOMC,
programada del 31 de enero al 1 de febrero.

Pero no rechazó las expectativas del mercado de que la Fed
elevará las tasas en un cuarto de punto porcentual en su próximo
encuentro.

Varios otros funcionarios de la Reserva Federal han
expresado su apoyo a un cambio a la baja en el ritmo de las
subidas de tasas.

El año pasado, la Reserva Federal elevó su tasa de interés a
corto plazo a un ritmo históricamente agresivo en un intento por
combatir la inflación más alta registrada en décadas.

El banco central llevó la tasa de fondos federales desde
niveles cercanos a cero en marzo a entre 4,25% y 4,5% a fines de
año. Varios de esos incrementos ocurrieron en alzas de 75 puntos
básicos de una sola vez.

En la reunión de diciembre, los responsables de la Fed
marcaron un umbral del 5,1% para los aumentos de tasas este año
y aumentaron su tasa objetivo en medio punto porcentual en esa
reunión.

Ahora, con las presiones inflacionarias comenzando a
disminuir y la incertidumbre sobre qué tan lejos tendrá que
llegar la Fed, varios responsables han ofrecido apoyo en los
últimos días para un aumento de 25 puntos básicos en la próxima
reunión del FOMC.

En su discurso, Williams dijo que algunas tendencias
económicas se están moviendo de la manera que le gustaría a la
Fed. Afirmó que la inflación debería enfriarse al 3% este año y
volverá al objetivo del 2% en los próximos años.
(Reporte de Michael S. Derby. Editado en español por Marion
Giraldo)

Reuters

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here