Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), encabezadas por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), han dado por terminada su operación de detenciones contra integrantes de la organización yihadista Estado Islámico en el norte de Siria con el arresto de un total de 102 miembros o sospechosos de pertenencia al grupo y casi medio centenar de personas más por delitos de colaboración esporádica o extorsión común.

Las FDS iniciaron el 29 de diciembre la operación Relámpago en las localidades de Al Hol y Tal Hamis, conocidos escenarios de operaciones de células de Estado Islámico, dispersas tras su derrota territorial en 2017. El operativo recibió luz verde después del aumento de los ataques terroristas en la región y en represalia por un ataque yihadista contra las FDS en Raqqa, que se saldó con la muerte de seis combatientes de la fuerza kurda.

Según el balance final publicado por la agencia Firat, las FDS han detenido a 102 integrantes o sospechosos de pertenencia a la organización, entre ellos tres involucrados en el ataque contra la cárcel de Al Sina en 2022, en la ciudad de Hasaka, donde murieron decenas de prisioneros yihadistas y 140 combatientes de las FDS.

Las FDS han anunciado además otros 27 detenidos considerados como «proveedores logísticos» o «diseminadores de propaganda, y otros 25 arrestados por «saqueos, secuestros y extorsión económica a los residentes de las comunidades locales».

Hecho este resumen, las FDS anuncian «el fin de la operación Relámpago» pero aseguran que sus fuerzas «seguirán persiguiendo a las células terroristas de Estado Islámico mediante operaciones de seguridad cuando sea necesario».

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here