“Para mí, lo primero es el nombre, y luego le sigue la historia”. Si esta era una de las máximas del propio J. R. R. Tolkien, el creador de la Tierra Media, es evidente que vocabulario y lenguas que creó el autor de El Señor de los Anillos son parte esencial para comprender, en toda su dimensión, su apasionante relato y su épico universo de magia y fantasía.

Muchos de esos términos ya son familiares para el gran público, no solo por las novelas leídas por miles de millones de personas durante varias generaciones, sino también por las dos trilogías cinematográficas dirigidas por Peter Jackson. Pero ahora, con motivo del estreno en Amazon Prime Video de la serie El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder, es justo y necesario revisar la terminología esencial del universo Tolkien.

Lo primero que hay que recordar en este repaso es que tanto la trilogía de El Señor de los Anillos como la de El Hobbit estaban ambientadas en la Tercera Edad y que Los Anillos de Poder relata eventos que tuvieron lugar en la Segunda Edad, es decir, varios miles de años antes. Una era que ya apareció brevemente en el prólogo de La Comunidad del Anillo y en la que existían criaturas, razas y culturas que no llegaron a la Tercera Edad o que evolucionaron, creando así una nueva categoría.

Este es el caso de los Pelosos. Eran, junto con los Albos y los Fuertes, una de las tres subrazas o variantes de hobbits que existían en la Tierra Media en tiempos de la segunda edad. Los Pelosos eran el grupo más numeroso y también el más pequeño. Sus rostros son lampiños, con la piel un poco más oscura que la de los Albos. Tienen buena relación con los Enanos y tienen preferencia por las tierras altas, las pendientes y las colinas, dada su agilidad. También son de carácter más sedentario y fueron los primeros en llegar a la Cima de los Vientos.

Galadriel es la gobernadora en El Señor de los Anillos de Rhovanion
Galadriel es la gobernadora en El Señor de los Anillos de RhovanionGaladriel | Prime Video

Se trata de un pueblo élfico que vive al norte de Rhovanion, en la Tierra Media. Son mencionados varias veces en las obras de Tolkien, pero no aparecieron como tal, no recibiendo el mismo tipo de atención que otras razas de la Tierra Media. De ahí, que la ficción haya decidido crear al personaje de Arondir, encarnado por Ismael Cruz Córdova. Los elfos silvanos, según Tolkien, están separados de los demás y dispersos en múltiples mundos.

Aquellos que llegaron a la Tierra Media tienen una profunda conexión con la naturaleza, razón por la cual Arondir lleva un peto de madera con un espíritu de árbol tallado en él. Lo que sobrevive de los silvanos en la Segunda Edad se convierte en parte de Lorien, la zona que gobierna Galadriel en El Señor de los Anillos.

Aunque los elfos que han aparecido en todas las películas basadas en la obra de Tolkien vivían en la Tierra Media, realmente proceden de otra región. Según relatan los libros, los elfos emigraron a la Tierra Media desde un reino lejano llamado Valinor, un lugar enorme con múltiples ciudades y sus propias construcciones separadas del tiempo y de la vida. Se trata del reino que fundaron los Valar, los seres espirituales que están en la génesis del universo de Tolkien, en el continente de Aman.

Los elfos se vieron obligados a abandonar Valinor cuando los dos árboles que eran la fuente de vida de la región fueron destruidos por la araña gigante Ungoliant y por Morgoth, un antiguo valar, se cuenta que el más poderoso de todos ellos, que se reveló contra sus pares y se convirtió en el primer Señor Oscuro. Ungoliant era la progenitora de Shelob, la araña gigante que casi mata a Bilbo y Frodo en El Hobbit y El Señor de los Anillos. En la trilogía original, Valinor se convirtió en el lugar al que los elfos desean regresar y los barcos de Bilbo, Frodo y los demás viajan a hacia allí al final del filme.

Además de la ciudad blanca de Gondor y la tierra de los caballeros llamada Rohan, hubo otro reino de los humanos de donde procedían los antepasados de Aragorn, llamado Númenor. Es una enorme isla en forma de estrella, la cual fue hogar de los hombres que vivieron mucho más que la mayoría de sus contemporáneos y pudieron construir vínculos duraderos con los elfos y los enanos.

Como sucede con Aragorn, muchas de estas personas tienen un espíritu gallardo y dotes de líderes. Los humanos de Númenor no son como los del resto de la Tierra Media, al tener una esperanza de vida mucho mayor gracias a su ascendencia, lo que con frecuencia los lleva a que sean tratados como una raza diferente. Dado que este es el reino más grande de los hombres en la Segunda Edad, es casi seguro de que una parte significativa de la serie de Prime Video tenga a Númenor como escenario… en su auge y, también, en su terrible caída.

La ciudad subterránea era conocida como Moria, mientras que en la Segunda Edad, era llamada Khazad-dûm
La ciudad subterránea era conocida como Moria, mientras que en la Segunda Edad, era llamada Khazad-dûmPrime Video

Tristemente, la mayor parte del público conoce al reino de los enanos por ser una tumba gigante y el hogar del furioso Balrog contra el que se enfrenta Gandalf para que Frodo, Aragorn y compañía puedan escapar en su viaje hacia el Monte del Destino. En la trilogía original, la ciudad subterránea era conocida como Moria, mientras que en la Segunda Edad era llamada Khazad-dûm.

A diferencia de El Hobbit y El Señor de los Anillos, en Los Anillos de Poder, los enanos están en su mejor momento y Khazad-dûm luce en todo su esplendor. Tiene lógica, puesto que retrata a la ciudad antes de que la Piedra del arca en el trono de Erebor sumiera a Thorin en la locura y del incidente con Smaug y, por supuesto, antes de que el Balrog se despierte en Moria, ambos sucesos ocurrieron en la Tercera Edad. Los espectadores podrán ver a Durin y sus parientes como maestros artesanos que miman la roca, pero que también tienen su propia agenda política que modificará su voluntad de trabajar y colaborar con el resto de pueblos de la Tierra Media.

La Tierra Media es un lugar inmenso y, en este punto de la historia del mundo, hay muchos territorios élficos que no se parecen a los etéreos bosques que gobierna Galadriel o al reino civilizado que lidera Elrond en las películas de Peter Jackson. Antes de Lothlorien y Rivendell, estuvo Lindon, un reino élfo ubicado al oeste de las Montañas Azules gobernado por el gran rey Gil-Galad.

Es más, durante la mayor parte de la Segunda Edad, Elrond trabajó para Gil-Galad como su heraldo, dado que aún no era considerado un elfo de alto rango. Lindon es, para la mayoría de los elfos, el puerto utilizado para viajar a Númenor o a las tierras de Valinor, dependiendo de su propósito. Es un puerto protegido y, en muchos sentidos, el espacio utilizado como centro de operaciones por el ejército que Gil-Galad envía para luchar contra Morgoth. En la serie, es probable que Lindon se considere la sede del poder político de los elfos en la Tierra Media.

Si bien Lindon puede ser la sede del poder político de los elfos, es probable que la mayor parte de las escenas de acción en Los Anillos de Poder tengan lugar en Eregion, región controlada por los elfos en la parte occidental de la Tierra Media y situada a poca distancia de Khazad-dûm, y también de la zona que posteriormente se conocerá como Mordor.

Punto geográfico que permite que los elfos estén cerca de los enanos y también ubicados para las escenas de batalla contra el ejército de orcos de Sauron. Mientras que Gil-Galad es el gran rey de todos los elfos, Eregion está gobernada por Celebrimbor, descendiente de Fëanor, el creador de los Silmarils. Además, es la ciudad de los mejores maestros herreros élficos y será allí donde sean forjados los Anillos de Poder, aunque no así el Anillo Único con el que Sauron los controla, que será forjado en Mordor.

Los Silmarills son las joyas de Fëanor, gemas creadas a partir de la esencia de los dos árboles de Valinor: Laurelin y Telperion
Los Silmarills son las joyas de Fëanor, gemas creadas a partir de la esencia de los dos árboles de Valinor: Laurelin y TelperionPrime Video

Llamados también como las joyas de Fëanor, son gemas creadas a partir de la esencia de los dos árboles de Valinor: Laurelin y Telperion. Eran la mayor alhaja confeccionada por los orfebres elfos y codiciada por muchos. Aparecen detalladas en El Silmarillion, obra que Amazon buscaba adaptar pero de la que no cuenta con los derechos (solamente ha podido crear “Los Anillos de Poder” a partir del contenido de los apéndices de El Señor de los Anillos).

Los Silmarills son objetos mágicos y fueron robados por Morgoth (a.k.a. Melkor, el primer Señor Oscuro) para incrustarlas en su corona y hacerse más poderoso. Cuando este fue derrotado, los elfos optaron por dejar atrás los Silmarills, dado su enorme poder. Puede verse un guiño a las joyas en la daga ornamental de Galadriel y, probablemente, será un punto importante de conflicto antes de que Annatar se destape como Sauron y forje los Anillos de Poder para dárselos a todos los líderes de enanos, hombres y elfos y así controlar la Tierra Media.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here