Con numerosas farmacias desabastecidas y una explosión de casos de covid-19, muchas familias en China acuden desesperadas a turbias y a menudo fraudulentas páginas web para comprar medicamentos a precios desorbitados.

El desmantelamiento de la política «cero covid» de China el mes pasado desencadenó una ola de contagios en el país, donde muchas farmacias se quedaron sin medicinas para el resfriado o la fiebre.

Muchos se vieron forzados a recurrir a oscuros puntos de venta en línea, a pesar del historial de escándalos en China de medicamentos contaminados, falsos ensayos clínicos y una laxa regulación del sector farmacéutico.

Desesperada por encontrar medicinas para sus familiares enfermos, Qiu, de 22 años, explica a la AFP que se gastó miles de yuanes en fármacos que nunca llegaron.

Contactó con alguien por internet que aseguraba ser representante de la empresa farmacéutica hongkonesa Ghitai y disponer de reservas del medicamento anticovid Paxlovid que le podía enviar por correo a China continental.

Tras ser redirigida a una web «oficial», Qiu gastó 12.000 yuanes (1.740 dólares) en seis cajas de Paxlovid, de la farmacéutica estadounidense Pfizer, según el registro de pago visto por la AFP.

Sin embargo, las píldoras nunca llegaron y el supuesto representante cortó todo contacto, dejándola «herida, desesperada y muy enfadada».

«Es un comportamiento asqueroso», dice ella. «Cada segundo cuenta cuando estás intentando salvar la vida de alguien», afirma.

– Precios por las nubes –

En un comunicado a la AFP, la farmacéutica Ghitai señaló conocer la existencia de una versión falsa de su web que asegura enviar tratamientos anticovid y que lo había denunciado a la policía.

«Ghitai nunca ha ofrecido medicamentos (…) para el covid-19 y suplica a los consumidores que sean cautos para evitar fraude y pérdidas financieras», indicó.

Las autoridades en China indicaron que han empezado a distribuir Paxlovid en algunos hospitales y clínicas comunitarias, pero el fármaco sigue siendo muy difícil de obtener.

Numerosas clínicas en varias ciudades como Pekín o Shanghái dijeron a la AFP que no estaban ofreciendo el tratamiento y que no sabían cuándo podrían hacerlo.

Las escasas existencias en plataformas de comercio digital se agotaron rápidamente, propiciando la entrada de especuladores.

Un vendedor contactado por la AFP esta semana decía que cobraban la caja a 18.000 yuanes (2.610 dólares), unas nueve veces el precio oficial.

El tratamiento sería enviado desde la ciudad meridional de Shenzhen, pero los compradores «deberán esperar» para la entrega, explicó.

El vendedor no detalló el origen del fármaco y dejó de responder cuando el periodista de la AFP se identificó como tal.

– «Desamparo e impotencia» –

El Ministerio de Seguridad Pública de China ordenó el lunes actuar contra «la actividad ilegal y criminal vinculada a la producción y la venta de medicinas falsas relacionadas con la epidemia».

Pero, pese al riesgo, el mercado negro continúa siendo un último recurso para gente como Xiao, cuyo abuelo enfermó en diciembre.

Esta administradora de negocios, de 25 años, quedó «sumamente desconcertada» cuando un vendedor le pidió 18.000 yuanes por el paxlovid, un monto que no se podía permitir.

Días después, su abuelo murió y ella se sumió en «el desamparo y la impotencia». «Simplemente no entiendo cómo la gente pudo hacerse con la medicina», dice.

«La gente como nosotros ni siquiera puede comprar una caja. ¿Cómo ellos tienen tantas?», se pregunta.

Como los medicamentos autorizados son virtualmente imposibles de conseguir, algunos se la juegan con alternativas genéricas importadas ilegalmente.

Las variantes indias del paxlovid son más baratas, pero aun así tienen un precio considerable.

En un chat en línea esta semana, un reportero de AFP encontró una persona que aseguraba ser un farmacéutico indio y ofrecía medicamentos genéricos anticovid a 1.500 yuanes (217 dólares) por caja.

En su catálogo había una variante del paxlovid vendida bajo el nombre comercial paxista y dos genéricos de un tratamiento anticovid del gigante farmacéutico Merck, recientemente aprobados por las autoridades chinas.

En el chat, numerosos usuarios se cuestionaban la fiabilidad de los medicamentos genéricos. «Simplemente no sé a quién creer», decía una mujer.

mjw-bur/oho/je/aha/dbh/zm

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here