LA PLATA.- Tras dos años sin reunirse, los intendentes de Juntos de la provincia de Buenos Aires volvieron a mostrarse hoy unidos por la necesidad de ir conciliando diferencias de cara a 2023. Sin embargo, no hablaron de candidaturas sino que coincidieron en criticar a la gestión del gobernador Axel Kicillof y en denunciar un direccionamiento de la obra pública hacia municipios que administra el Frente de Todos.

Al encuentro que se realizó en la ciudad de Balcarce asistieron 52 jefes comunales que componen el Foro de Intendentes de Juntos. “No se habló de candidaturas. Fue netamente agenda de temas económicos en relación con la provincia”, dijeron tres asistentes al encuentro consultados por LA NACION. Entre los presentes hubo una sola intendenta mujer, Soledad Martínez (Vicente López).

De acuerdo a las fuentes consultadas, los alcaldes aseguraron que este año ya perdieron 60 por ciento en poder adquisitivo por el desgaste de la inflación y reclamaron que se actualice el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM). Ese planteo ya se lo llevaron por separado los intendentes de la UCR y de Pro a Kicillof en la sede de la Gobernación, en La Plata.

En la reunión, realizada en una estancia que fue de Juan Manuel Fangio, se analizó el cierre del trabajo municipal durante este año 2022 y lo que viene para 2023. El principal reclamo a la Provincia fue que se compensen los fondos de obras y seguridad que se vieron afectados por la inflación y los retrasos de implementación.

Los alcaldes de Trenque Lauquen, La Plata Balcarce y Tres de Febrero
Los alcaldes de Trenque Lauquen, La Plata Balcarce y Tres de Febrero

“El camino para mejorar la vida de los bonaerenses en un momento de angustia e incertidumbre económica es generar mayor descentralización de fondos, por ser los gobiernos locales los más cercanos a los vecinos y con las herramientas para resolver sus problemas”, dijeron los alcaldes en un comunicado. Asimismo, plantearon “la importancia de una asignación equitativa de los fondos y las obras, con transparencia en cuánto y cómo se distribuyen dentro de la provincia”.

En el ojo de la tormenta se encuentra el índice de Coeficiente Único de Distribución (CUD), un indicador que arma la provincia y fue objeto de disputas por los datos censales en este territorio. En especial, por la supuesta manipulación de datos de La Matanza en el censo de 2010, que habría favorecido a ese distrito del conurbano por más de una década en el reparto de fondos.

“Es imperioso encontrar una solución a los desfasajes económicos en el Fondo de Infraestructura Municipal, lo que dificulta concretar las obras planificadas -advirtieron los alcaldes opositores-. También se requiere certidumbre en cuando a los recursos de seguridad dado que se ha desactualizado el Fondo de Seguridad. En ambos casos amerita que la Provincia acompañe a los municipios para poder lograr los objetivos acordados y comprometidos con los vecinos”, afirmaron.

En esta primera reunión, donde los intendentes de Juntos comenzaron a indagar sobre los ejes de conformación de la alianza hacia 2023, también analizaron los proyectos existentes respecto de cómo lograr la autonomía municipal a nivel provincial, tal como exige la Constitución Nacional. Los intendentes coincidieron en que “la autonomía de los municipios es el mejor camino para llevar mejores servicios y políticas públicas a los bonaerenses”.

En el plano político-electoral, los intendentes de Juntos deben definir a qué candidato a gobernador apoyarán en 2023: la compulsa pasa por los diputados Diego Santilli y Cristian Ritondo, ambos de Pro; o el eventualmente radical Martín Tetaz. Tampoco se descarta la posibilidad de que alguno de los jefes comunales se alce finalmente con una “candidatura de unidad” para representar a Juntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here