19/12/2022 a las 16:02 CET

El Concello emite un informe con advertencias: estos proyectos no podrán poner en peligro el ecosistema de las islas ni afectar la actividad de la pesca y el marisqueo | Las líneas eléctricas tendrán que estar soterradas

No es un posicionamiento en contra del Concello de Vigo, pero sí una postura con advertencias al respecto de Cíes o la actividad pesquera y marisquera. La Xerencia Municipal de Urbanismo ha elaborado el informe medioambiental sobre el proyecto del parque eólico marino flotante Volanteiro de 510 MW, impulsado por Capital Energy. El punto más cercano es A Guarda, a 27,9 kilómetros. Desde Cíes, hay 40 kilómetros, y, según la compañía, “el impacto visual es nulo” desde las islas. El documento inicial incluye una simulación desde ocho puntos (el faro de Cíes, el de Sálvora, Vigo, Baiona o A Guarda, entre ellos) con molinos de 143 metros de altura de buje (donde se une con las palas) y el parque no se ve. El proyecto offshore constaría de 34 aerogeneradores distribuidos en 95 kilómetros cuadrados.

El gobierno local, en un documento firmado por la concejala María José Caride, anticipa “importantes riesgos” que llevan a la entidad municipal a establecer “algunas premisas de partida que cualquier hipotética actuación de este tipo deberá respetar”. Destaca que no podrá limitar, perjudicar o impedir la declaración de las islas Cíes como Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO. “El Ayuntamiento de Vigo promueve esta candidatura por el Valor Universal Excepcional (VUE) de las islas, que las identifican como de importancia natural tan extraordinaria que trasciende las fronteras nacionales y cobra importancia para las generaciones presentes y próximas a nivel mundial”, apunta.

Dada la importancia de las islas Cíes como patrimonio natural, detallan desde el Concello olívico, no podrá implementarse ninguna actuación en su entorno que limite, dañe o impida la preservación, protección, conservación y gestión de este entorno. “Tampoco podrá implementarse ningún proyecto o actuación que limite el ecosistema terrestre, acuático, costero y marino de las islas”, advierten tras dejar clara la importancia que le dan a los cuatro criterios naturales que la Unesco establece para la determinación de la distinción de Patrimonio de la Humanidad, como la estética excepcional, la belleza natural, la diversidad biológica o la representación de las fases de la historia de la tierra.

[embedded content]

Otro de los límites que establece el Concello de Vigo: el parque eólico marino previsto no podrá afectar la actividad de la pesca y el marisqueo de la ría y su entorno, “actividad extractiva que tiene una gran importancia en la actividad económica, en el empleo y en la economía de la ciudad”. Precisa, además, que deberán adoptarse las medidas correctoras precisas para que no cause un perjuicio a Vigo y sus habitantes: “En este caso, será necesario realizar un análisis de riesgos que evalúe diferentes alternativas de conexión mar-tierra y diferentes opciones de trazado que minimicen los posibles impactos en la ciudadanía”.

La Xerencia Municipal de Urbanismo indica en el informe un cuarto punto que deberán tener en cuenta los responsables del proyecto eólico marino: “Las nuevas líneas eléctricas que, de ser el caso, tengan que atravesar el término municipal de Vigo deberán hacerlo de manera soterrada para minimizar tanto las externalidades negativas sobre los residentes como los efectos negativos sobre el paisaje y los elementos naturales de la ciudad”.

Proyecto del Parque Eólico Marino Volanteiro de Capital Energy frente a las Cíes. | FDV

El departamento municipal apunta en un último párrafo una demanda que viene de antiguo: “Vigo no puede consentir que este término municipal asuma el coste social, económico y medioambiental de una nueva infraestructura eléctrica con dos líneas de 220 kilovoltios recorriendo 22,8 kilómetros en superficie mientras la principal actividad económica del Noroeste peninsular, la planta de Stellantis en Vigo, sigue sin tener acceso a una red eléctrica de 220 kilovoltios que limite el riesgo de cortes y microcortes en el suministro eléctrico y le permita competir en el comprado global en condiciones idóneas”.

Como los otros cinco parques de eólica marina previstos en Galicia que se presentaron ya en el Ministerio para la Transición Ecológica, el proyecto Volanteiro de Capital Energy con el primer complejo offshore frente a la costa sur de la comunidad es, de momento, una declaración de intenciones. En la documentación remitida al Gobierno, los responsables muestran la disposición a colaborar con la pesca con el seguimiento de especies y de volúmenes de recurso. Capital Energy aspira a “una comunicación fluida” con el sector. “Nos acomodaremos a sus sugerencias siempre que sea posible –apunta–. Nuestro objetivo es mitigar al máximo posible cualquier afección y asegurar la total coexistencia de las industrias”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Los promotores esbozan las principales características de la infraestructura y su entorno en un documento inicial con el que luego los técnicos de la administración determinan qué hay que analizar a fondo para tramitar la declaración de impacto medioambiental. Ninguno está oficialmente en tramitación. 

La propuesta de Ferrovial a 50 kilómetros de la costa

Ferrovial presentó ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico una declaración de intenciones con el objetivo de desarrollar un nuevo parque eólico marino a 50 kilómetros de la costa de Vigo. Según el documento, esta infraestructura estaría dotada de 34 aerogeneradores, con una potencia total de 510 megavatios (MW).

El parque, que recibe el nombre de Celta II, ocuparía una superficie de casi 90 km cuadrados, con una profundidad de unos 120 metros. Estaría ubicado a unos 40 kilómetros de la costa de Cíes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here