Por Harry Robertson

LONDRES, 22 dic (Reuters) – Los rendimientos de los
bonos de la zona euro luchaban por orientarse el jueves,
mientras los inversores evaluaban el aumento de los costes de
los préstamos tras la reunión del Banco Central Europeo (BCE) de
la semana pasada.

El rendimiento de la deuda pública alemana a 10 años
, que se considera una referencia para la zona euro,
se mantenía estable en el 2,3%. Los rendimientos se mueven de
forma inversa a los precios.

Sin embargo, el rendimiento del bono alemán a 2 años
alcanzó su nivel más alto desde 2008 en las primeras
operaciones, situándose en el 2,552%. La rentabilidad a 2 años
es muy sensible a las expectativas de tipos de interés del BCE,
y subía 1 punto básico (pb) hasta el 2,532%.

La semana pasada, el BCE sorprendió a los inversores
europeos con un tono más agresivo de lo esperado al subir los
tipos de interés 50 puntos básicos, hasta el 2%.

El banco también indicó que aún no había terminado de subir
los tipos de interés para controlar la inflación, lo que provocó
una subida de los rendimientos de los bonos y una caída de los
precios. La expectativa de una subida de los tipos de interés
suele llevar a los inversores a exigir una mayor rentabilidad de
los bonos.

La sorpresiva decisión del Banco de Japón de modificar su
política monetaria de control de la curva de rendimientos ha
aumentado la presión sobre la renta fija mundial.

A partir de ahora, el Banco de Japón permitirá que el
rendimiento de los bonos del país a 10 años se mueva 50 puntos
básicos a cada lado de su objetivo del 0%, una banda más amplia
que la anterior de 25 puntos básicos. Según los analistas, esto
hace más atractiva la deuda japonesa.

«Los JGB (bonos del Estado japonés) atraerán cada vez más la
inversión nacional de vuelta a casa. El dinero mundial no se
quedará atrás. Los inversores europeos, especialmente los
bancos, pronto verán en los JGB un valor superior al de sus
mercados nacionales», afirmó Giles Gale, responsable de
estrategia de tipos europeos de NatWest Markets.

El rendimiento italiano a 10 años bajaba 3 puntos
básicos hasta el 4,395% el jueves, tras caer 5 puntos básicos el
miércoles. Esto redujo la diferencia entre los rendimientos a 10
años de Alemania e Italia a 209 puntos básicos.

La rentabilidad italiana a 10 años subió 46 puntos básicos
la semana pasada y 11 puntos básicos esta semana, mientras que
la rentabilidad alemana a 10 años subió 24 puntos básicos la
semana pasada y 13 puntos básicos esta semana.

Sin embargo, ambas se mantienen por debajo de los máximos
alcanzados en septiembre y octubre, cuando el nerviosismo de los
inversores por la inflación y las subidas de los tipos de
interés alcanzó su punto álgido.

Con pocos datos europeos en el calendario económico, los
inversores esperaban las cifras de inflación del gasto en
consumo personal de Estados Unidos del viernes en busca de
pistas sobre la política monetaria de la Reserva Federal
estadounidense.
(Información de Harry Robertson; editado en español por José
Muñoz en la redacción de Gdansk)

Reuters

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here