Un hombre de 46 años fue asesinado y un sobrino de 27 resultó herido al ser baleados esta tarde en la ciudad santafesina de Rosario en un ataque sicario, cuyos protagonistas escaparon del lugar tras dejar un mensaje mafioso destinado al capo narco Esteban Alvarado, informaron fuentes policiales.

”Esto es para el turro de Esteban Alvarado, feliz Año Nuevo”, decía la nota que personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) recogió de la escena del crimen.

El ataque armado ocurrió esta tarde alrededor de las 16 en la calle Hudson al 600, del barrio Cabín 9, ubicado en el extremo oeste de Rosario. Según las primeras averiguaciones, un grupo de personas que se movía en un Chevrolet Corsa junto a sicarios que circulaban en moto dispararon contra las víctimas, que estaban en la vía pública.

Como consecuencia de la agresión, una de las víctimas, identificada como Sergio Ramón Paiva, de 46 años, fue trasladada por vecinos a un centro de salud de atención primaria ubicado en el mismo barrio. Voceros del caso indicaron que el hombre murió a los pocos minutos de ingresar con heridas de bala en el tórax y una de las piernas. Mientras tanto, su sobrino de 27 años, identificado por la policía solo como Franco, fue atendido en un primer momento en el Policlínico San Martín, el más próximo a la escena del ataque. Luego fue derivado al hospital de Emergencias local, donde permanecía internado con heridas de bala, agregaron las fuentes.

Esteban Lindor Alvarado
Esteban Lindor AlvaradoPolicía de Santa Fe

Alertada por un llamado al 911, la Policía llegó al lugar y secuestró varias vainas servidas de calibre 9 y 45 milímetros, que el fiscal del caso, Gastón Ávila, envió a peritar. El personal policial también encontró un mensaje dejado por los atacantes, que dice: “Esto es para el turro de Estaban Alvarado, feliz Año Nuevo”, dijeron las fuentes

.La referencia es al capo narco Alvarado, enemigo de la banda criminal “Los Monos”, que en junio de este año fue condenado a prisión perpetua como instigador de un homicidio y líder de una asociación ilícita acusada de cometer múltiples delitos, entre ellos varios ataques a tiros a edificios judiciales.

Alvarado, que cumplió condena por robo de autos en el conurbano norte de la provincia de Buenos Aires, también fue condenado este año por narcotráfico en la Justicia Federal rosarina.

A principios de junio pasado, Alvarado cargó sobre sus espaldas con dos condenas. Una a prisión perpetua en el fuero provincial, acusado de secuestrar y matar al prestamista Lucio Maldonado en 2018 y de atentar contra edificios judiciales, y otra en el tribunal oral federal, que sentenció por narcotráfico a 15 años de cárcel a este hombre que dominó durante 15 años los resortes de la violencia y la venta de drogas en la región. De esa manera se terminó de romper la supuesta protección con la que contó Alvarado durante más de una década, que incluye a funcionarios políticos, que aún no fueron investigados por la Justicia.

Esteban Alvarado, rival de Los Monos
Esteban Alvarado, rival de Los MonosMarcelo Manera

En abril pasado, en tanto, por pedido de los fiscales, Alvarado y su expareja fueron indagados bajo sospechas de haber puesto en circulación conjuntamente, en forma habitual y organizada, entre mayo de 2012 y noviembre de 2019, activos provenientes del narcotráfico.

En la imputación se precisa que, a tal fin, ambos adquirieron, administraron y vendieron bienes muebles –entre ellos, vehículos y caballos de carrera– e inmuebles, inscriptos en los registros correspondientes a nombre de los propios investigados, de terceras personas o de sociedades comerciales que carecían de un perfil patrimonial que permita justificarlas.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here