Más de un millón de mexicanos y  extranjeros, muchos de ellos disfrazados y maquillados como calaveras, disfrutaron este sábado del desfile del Día de Muertos en la Ciudad de México, una festiva costumbre ancestral que honra a los muertos, reportó el gobierno local.

Danzantes vestidos de mariachis, de mariposas monarcas – símbolos representativos de México- y con el rostro maquillado como esqueletos, entre otros, conformaron el desfile que inundó las principales calles de la capital mexicana.

«Lo que me encanta es el ingenio de los diseñadores en los vestuarios de cada uno de los que representan el desfile (…) las mariposas monarcas, todo lo que es vestuario me encanta», dijo a la AFP Javier Alemán, un emprendedor de 36 años.

El gobierno de la Ciudad de México reportó que «más de un millón de personas» se apostaron a lo largo del paso de los continentes que partió del Bosque de Chapultepec al Zócalo, la principal plaza del país latinoamericano.

Eufóricos, los espectadores vitorearon sobre todo el paso de demonios y calaveras, nombradas «catrinas», que emulan damas de la alta sociedad mexicana de finales del siglo XIX.

El desfile es preludio del día de  Día de Muertos que se celebra los días 1 y 2 de noviembre con una serie de rituales con raíces prehispánicas.

En la intimidad de hogares de todos los rincones del país se erigen altares con fotos de sus muertos y sus platillos y bebidas favoritos, decorados además con pétalos de la flor cempasúchil, que, según la leyenda, ilumina con su brillante color amarillo el camino de las almas desde el inframundo.

A diferencia de esos rituales, el desfile celebrado este sábado surgió tras el rodaje en Ciudad de México de la película «Spectre», de la saga del agente James Bond en 2015, donde se escenificó este evento.

El auge de la película impulsó a la alcaldía a replicarlo cada año desde 2016.

Jg/me

AFP

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here