Preocupados por el impacto institucional y el efecto sobre el clima de negocios, empresarios representantes de las principales entidades salieron a expresar masivamente su rechazo a la ofensiva que lidera el presidente Alberto Fernández contra los integrantes de la Corte Suprema.

La imagen institucional en el plano internacional es fundamental. No solo por el tema de la deuda en la Argentina, sino por la credibilidad para la inversión que necesitamos para el desarrollo”, dijo a título personal Daniel Funes de Rioja, el presidente de la Unión Industrial Argentina.

Si no hay ese respeto a la instituciones, o hay dudas con respecto a los valores de la república, está claro que el contexto internacional se hace mucho más adverso para las oportunidades de inversión que sin duda la Argentina tiene. Por mi rol de dirigente empresarial, no puedo dejar de señalar la preocupación que generan estos juicios políticos a las cabezas de los poderes del Estado”, explicó a LA NACION.

La independencia del Poder Judicial es uno de los pilares del Estado de Derecho, fundamento clave de la República según nuestra Constitución Nacional”, acotó Jaime Campos, presidente de la Asociación de Empresarios Argentinos.

«La clave para atraer inversores a un país es demostrarles que la Justicia funciona de acuerdo a las leyes y a la Constitución, y no de acuerdo a las necesidades y caprichos del gobierno de turno»

Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio, también expresó su preocupación por la imagen que el país proyecta al mundo a partir de la embestida del Gobierno contra la Corte: “La Argentina es un país que se caracteriza a nivel mundial como un país poco confiable y esta escalada genera una tremenda desconfianza y preocupación”, observó. Para Claudio Cesario, presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina, “el ataque a la CSJN, como a cualquier otro poder o institución de la República, es contraproducente y una mala señal para los mercados y las inversiones”.

“La clave para atraer inversores a un país es demostrarles que la Justicia funciona de acuerdo a las leyes y a la Constitución, y no de acuerdo a las necesidades y caprichos del gobierno de turno”, coincidió Gonzalo Tanoira, presidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa.

Adelmo Gabbi, otro de los empresario que manifestó su preocupación por la avanzada contra la Corte
Adelmo Gabbi, otro de los empresario que manifestó su preocupación por la avanzada contra la CorteArchivo

“Poner en duda los fallos de la Justicia, y en este caso a la Corte Suprema, nos hace perder oportunidades importantes de inversión que tanto necesitamos para crear empleo y reducir la pobreza. Podemos tener todo el gas, litio, cereales, y demás recursos naturales del mundo, pero sin independencia de poderes en la aplicación de las leyes y de la Constitución Nacional no tendremos manera de explotarlos y exportarlos”, se lamentó.

Las declaraciones refuerzan los cuestionamientos provenientes del sector privado al gobierno y vienen después de la dura crítica que el Foro de Convergencia Económica lanzó contra gobierno a través de un comunicado. El texto, difundido en el día de ayer, además de señalar la importancia de respetar “la independencia del poder judicial”, exhortó al Presidente y a los gobernadores que firmaron la solicitud de juicio político a que “desistan de su actitud”.

Miguel Blanco, miembro del Foro de Convergencia Económica, sostuvo que el pedido de juicio político encierra una “gravedad institucional inusitada”. Según el empresario, no se trata pura y exclusivamente de un conflicto de poderes: “El conflicto tiene incidencia concreta en la vida diaria de cada uno de nosotros ya que afecta la creación y mantenimiento del empleo así como también las decisiones de inversión actuales y futuras”, describió Blanco.

En diciembre pasado, luego de que el Presidente coqueteara con la idea de no acatar el dictamen de la Corte, al que calificó como un fallo “inédito, incomprensible e incumplible”, la asociación de empresarios, tal como recuerda el texto difundido en el día de ayer, ya había lanzado una advertencia sobre las consecuencias institucionales y los riesgos que supone que el “Poder Ejecutivo pretenda no cumplir un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”. En el mismo texto del pasado diciembre, también se alertaba sobre el “impacto negativo en la confianza en el país que requieren las inversiones que tanto se necesitan”.

En tanto, Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa de Comercio planteó que “para generar desarrollo de la economía, son imprescindibles las inversiones, y para que existan esas inversiones, es necesaria una expectativa favorable del futuro del país. En nada contribuye que no se respete la división de poderes. La injerencia de los últimos días del poder en el Poder Judicial, no solo no contribuye a esas expectativas favorables, sino que, por el contrario, hacen q las inversiones desaparezcan del país”.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here