El expresidente ruso Dimitri Medvedev ha destacado la defensa de las Fuerzas Armadas rusas frente a «Satán», los «drogadictos nazis» y los «traidores avariciosos», en referencia a la invasión rusa de Ucrania.

Medvedev ha publicado en Telegram un texto de «Por qué nuestra causa es justa» en el que asegura que «Rusia no necesita más territorios, pero no renunciará a su tierra sagrada».

Enfrente Moscú tiene a «un mundo moribundo» de «nazis drogadictos locos, sus gentes aborregadas y asustadas y una manada de perros de la perrera occidental» que «hacen la guerra a Rusia».

Los enemigos «no tienen fe», solo «hábitos obscenos». «Al alzarnos contra ellos hemos logrado el poder sagrado» del que han huido los «traidores que se pudrirán en el exilio». Otras naciones «violadas por los esclavistas» esperaban el despertar de Rusia y «el hundimiento del podrido orden mundial».

«Tenemos la oportunidad de enviar a nuestros enemigos al infierno, pero esa no es nuestra tarea. Escuchamos en nuestros corazones la palabra del Creador y obedecemos. Son las palabras que nos dan un fin sagrado. El fin de detener al señor supremo del infierno, sea su nombre Satán, Lucifer o Iblís», ha remachado.

Europa Press

Conocé The Trust Project

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here